Denuncian a un padrastro acusado de abusar durante dos años de una niña

Salta- Fue presentada por la abuela de la víctima. Dijo que de parte del acusado hubo una sistemática persecución para ultrajar a la nena, hija de una drogadicta.
miércoles, 29 de mayo de 2019 · 09:14

Una abuela denunció el drama que vivió su nieta que durante dos años fue abusada sexualmente por su padrastro. El caso salió a la luz a partir del relato le hizo la propia menor, hoy de 13 años, quien es hija de una madre drogadicta, lo mismo que el acusado.

La mujer efectuó un crudo testimonio de lo que sucedió con la víctima. El calvario para la niña terminó en febrero de este año cuando le pidió por favor que la llevara a vivir con ella, sin expresarle lo que realmente sucedía. "En esos momentos pensé que ella estaba sufriendo al ver que mi hija estaba sumida por la adicción a las drogas", contó la abuela a El Tribuno.

La mujer explicó que hasta junio del año pasado su hija vivió con Daniel Alberto López Fili, alias "Beco", con el que tuvo dos hijas de cuatro y dos años. "Mi nieta mayor, que es hija de otro pareja, también vivía con ellos y fue en esas circunstancia cuando ocurrieron los abusos", afirmó.

Precisó que cuando la pareja se separó, su hija se fue a vivir a la casa de su padre y que se llevó a las niñas. "Yo estaba distanciada de ella por sus adicciones a las drogas, pero veía a mi nieta mayor, no así a las más chiquitas porque López Fili no lo permitía", dijo. Y agregó: "El caso fue que en febrero la mayor me pidió desesperada que quería vivir conmigo y yo acepté porque sabía que las cosas con su madre iban de mal en peor con el tema de las drogas".

Según la mujer, la niña estaba feliz, pero que aveces se ponía triste y lloraba. "Yo pensaba que era por la situación de su madre, porque extrañaba a sus hermanitas y cuando le preguntaba qué le pasaba me decía: "no sabés abuela las cosas que pasé'", señaló. Contó que, finalmente, el caso se develó el 16 de mayo, cuando la niña, luego de una de sus crisis, le relató su drama.

"Me contó que López Fili comenzó a abusar de ella desde los once años y fue tan terrible lo que me confesó que no dudé un instante y presenté la denuncia en la comisaría de barrio Pinares", sostuvo. Explicó que el hombre fue detenido al día siguiente y que desde ese día permanece alojado en la Alcaidía de Tribunales. La abuela manifestó que según la confesión de la víctima, López Fili abusó de ella en la casa donde vivían, en barrio Pinares, en la pieza que el hombre alquiló luego de separarse de su madre y en la vivienda de los padres del acusado.

"Me dijo que cuando vivía en Pinares, López Fili le daba drogas a mi hija y que le suministraba pastillas para que se durmiera y ahí aprovechaba para meterse en la habitación de mi nieta y violarla", expresó la mujer. Indicó que los abusos no terminaron cuando la madre de la niña y el hombre se separaron. "Con la excusa de que cuidara a sus hermanitas menores que por la situación de mi hija quedaron a cargo de los abuelos paternos, la llevaba a la casa de estos y allí la siguió violando".

Indicó que el hombre inventaba cualquier excusa para ultrajar a la nena. "Le decía que irían al cine o que saldrían de paseo y lo que hacía era llevarla a la pieza que alquilaba", dijo. La abuela señaló que el grado de perversidad del imputado fue tal que, incluso, la hacía faltar de la escuela. "El año pasado se quedó de grado por la gran cantidad de faltas que tenía. Lo que hacía era llevar a mis nietas más chicas a la guardería y a ella la llevaba a la habitación que alquilaba o a la casa de los padres cuando estos no estaban", contó.

A juicio de la señora, "hubo una sistemática persecución hacia mi nieta y esto grafica el grado de perversidad que tenía esta persona". Indicó que "todos los días mi nieta me cuenta algo nuevo y la verdad no alcanzo a comprender como un ser humano puede llegar a un nivel de tanta a agresión frente a una indefensa niña". Por último, la mujer destacó la actitud de una amiguita de su nieta, quien fue la que la impulsó a que rompiera el silencio. "Toda la vida le vamos a estar agradecidos a esta chiquita. Fue ella la que la convenció de que me contara esta triste y dramática historia", expresó la abuela.

Finalmente la mujer relató que en los últimos días el acusado le envió mensajes por el celular a la nena pidiéndole disculpas por el daño que le había causado.

“Nos unimos para ayudarla”

En la denuncia policial a la que tuvo acceso El Tribuno, la abuela aportó una serie de detalles relacionados con los abusos sufridos por la niña. “Por mi nieta supe que López Fili tenía previsto irse a otra provincia o a Bolivia y por eso cuando supe lo que había pasado, lo denuncié en el acto y eso posibilitó que lo detuvieran”, precisó.
En la causa tomó intervención el fiscal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Federico Obeid, quien dispuso la inmediata detención del acusado y solicitó al Juzgado de Garantías en turno que continúe privado de su libertad.
Según la abuela, la víctima brindó su testimonio a través del sistema cámara Gessel. “Por el trauma que sufrió ella está recordando más cosas”, dijo. Y agregó: “Nosotros estamos tratando de contenerla y en ese sentido todos los familiares nos unimos para ayudarla porque lo que sufrió fue terrible" . Concluyo.

 

El Tribuno

Otras Noticias