Deberán pagar medio millón de pesos porque su perro mordió a una mujer

La víctima pasaba caminando por el portón de una vivienda cuando el perro se abalanzó sobre ella, la mordió en un brazo y una pierna.
viernes, 3 de mayo de 2019 · 08:21

Una Cámara Civil confirmó la indemnización que debe pagarle el dueño de un perro “parecido” a un ovejero alemán que mordió a una vecina que paseaba a su perrito en brazos en Las Heras, Mendoza..

El año pasado, una jueza de primera instancia, condenó al dueño del perro bravo a pagarle a la víctima 50.000 pesos por daño moral, es decir, por los padecimientos psicológicos y espirituales sufridos. A esto se sumaron 3.000 pesos por gastos terapéuticos, más los intereses desde que se produjo el hecho.

Según informó el diario Los Andes, el dueño del can apeló, pero ahora, las juezas Cecilia Landaburu, Beatriz Moureau y María Coussirat, confirmaron la sentencia.

ATAQUE ANIMAL

El hecho ocurrió el 9 de mayo de 2012, cuando la víctima se encontraba caminando con su mascota alzada en brazos por calle San Martín del barrio San Miguel de Las Heras.

Al pasar por una vivienda ubicada en la manzana “E”, en forma repentina, por el portón que se encontraba abierto salió un perro, de aspecto y porte similar a un ovejero alemán, que, en forma violenta y sinrazón alguna, atacó a la mujer brutalmente. El can le mordió la pierna izquierda y el brazo izquierdo.

La mujer fue asistida por los dueños de un quiosco de la zona hasta la llegada de una ambulancia en la que fue trasladada al hospital Del Carmen. Allí los médicos le curaron las heridas, aplicándole tres puntos en el brazo y 21 puntos de sutura en la pierna izquierda, en razón de presentar dos cortes horizontales y uno vertical.

Los médicos le diagnosticaron “desgarro y corte de brazo izquierdo y desgarro y corte en pierna izquierda, herida suturada con equimosis en antebrazo izquierdo y grandes heridas suturadas con equimosis en pierna izquierda”.

Según la denunciante, el can estaba suelto, sin bozal y no estaba vacunado. Inicialmente la víctima reclamó por vía civil por incapacidad parcial y permanente la suma de 30.000 pesos; por daño moral la suma de 50.000 pesos y por gastos de farmacia y asistencia médica reclamó la suma de 3.000 pesos.

El dueño del perro declaró que el animal que había mordido a la mujer era un can callejero y que la víctima se había caído y se había lesionado con el portón.

En tanto que la denunciante afirmó que “no es un perro callejero, es un perro con nombre y tiene dueño” y luego, en respuesta a si había ingresado a la propiedad en búsqueda de su propia mascota que llevaba en brazos respondió: “No. Me caí por las lastimaduras que tenía, me caigo en la vereda y ahí sí me voy para adentro”.