Las dos cosas que pide Sergio Massa para cerrar con los K

Este jueves por la noche, Sergio Tomás Massa dividió su tiempo entre el cumpleaños de su hijo Tomy y las negociaciones con el kirchnerismo para cerrar un entendimiento electoral.
viernes, 7 de junio de 2019 · 19:55

El jefe del Frente Renovador estuvo en Tigre con su mujer y sus dos hijos pero no soltó el teléfono un segundo, analizando los últimos detalles del golpe más resonante del cierre electoral. El massismo no será colectora de María Eugenia Vidal en provincia de Buenos Aires quien no está en el país sino en Colombia) ni formará parte de Alternativa Federal, espacio con el que compartió foto electoral ni más ni menos que el martes de la semana pasada. Aunque con Massa, siempre hay lugar para sorpresas.

El cierre de Massa con Unidad Ciudadana y el PJ está pero faltan concluir negociaciones sobre dos puntos: si va a las PASO presidenciales y qué pasará en el municipio de Tigre, donde el actual intendente Julio Zamora buscará su reelección, algo que la familia Massa quiere desafiar.

La larga jornada del titular del FR cerró con ese cumpleaños pero también con un encuentro con el consultor Antoni Gutiérrez-Rubí, hombre clave en estos tiempos para Massa. Las sugerencias del consultor catalán han calado en el peronista, quien hasta modificó su estilo: traje para mostrarse presidenciable y “debes ser auténtico”, son apenas dos de las recomendaciones que el político tomó de su nuevo influencer.

Massa se quedó hasta la madrugada, como le gusta al tigrense para los momentos claves, definiendo si presenta fórmula para unas PASO donde debería compulsar con Fernández-Fernández. “Puedo sacar un resultado digno”, se le escuchó en uno de los audios de chat que gusta enviar. Así, piensa, le serviría para hacer campaña, estar en el ring (algo de lo que no puede prescindir) y diferenciarse de algún modo de cosas del krichnerismo, como por ejemplo la corrupción. Para eso, es importante quién lo acompañaría en esa eventual fórmula. Alguien de Córdoba sería lo ideal para el bonaerense y el nombre de Natalia De la Sota surgió, como también suena en el esquema de Cambiemos para un posible acompañamiento de Mauricio Macri.

Otra negociación es por conservar sus intendentes (argumenta tener 10 propios) y fundamentalmente, Tigre, donde el nombre de Malena Galmarini de Massa suena para competir. Julio Zamora, el actual jefe comunal, ya se mostró varias veces con Alberto Fernández, quien le prometió no sacarlo de ese lugar. Zamora afinca su pretensión en números de encuestas que lo ponen, en una posible pelea por la intendencia, con 42 puntos contra 15 por sobre Malena. Esos números ya fueron enviados al Instituto Patria, búnker K, donde tomaron nota.

Además, la negociación incluye un diputado provincial por sección bonaerense y tres diputados nacionales firmes por la provincia de Buenos Aires.

Todo esto recayó -en los últimos minutos- en charlas de Massa con Eduardo “Wado” De Pedro. Alberto Fernández dejó de hablar con él; en parte por su internación en el Sanatorio Otamendi pero también por el clima de enojo que se instaló en el entorno de Cristina Fernández por las dilaciones del tigrense.

Por eso, en el equipo del Frente Renovador finiquitan los trámites para los avales que los habiliten a una competencia interna y para estar incluidos en las alianzas, que se definen el próximo miércoles.

Quien no tiene hoy los papeles ordenados es el kirchnerismo. La pretensión de CFK de competir con el nombre de “Frente Patriótico” están descartadas pues ya está a nombre de un partido cordobés. Además, el ultraderechista Alejandro Biondini tiene uno similar en la provincia de Buenos Aires, que se denomina “Frente Patriota”.

Ahora, en el Patria deberán agudizar el ingenio para obtener una denominación que no esté registrada y que se pueda registrar a nivel nacional, como indica la ley. clarin.com