Santiago del Estero: un gendarme fue detenido por mostrarle sus genitales a mujeres y niñas en plena calle

El hecho ocurrió el lunes por la tarde: el gendarme quedó detenido en un calabozo del Cuerpo de Infantería. Se estima que no había consumido alcohol ni drogas. Fue imputado por el delito de "exhibiciones obscenas agravadas". Gendarmería ya inició acciones disciplinarias.
jueves, 4 de julio de 2019 · 17:12

Ocurrió en plena tarde y en el corazón de la tranquila ciudad de La Banda, en Santiago del Estero. Eran poco más de las seis de la tarde, cuando una joven de 22 años se acercaba a la autopista Juan Domingo Perón mientras se dirigía a buscar a su hermana menor a una escuela de la zona. Sin embargo, en el medio del trayecto encontró a un hombre varios años mayor que ella entre unos arbustos. Vestía una campera azul y una gorra negra y debajo de la cintura no había nada.

Estaba completamente desnudo.

"Vení, vení, dale", le espetó el hombre a la joven, mientras se masturbaba. La chica quedó fuera de sí, aceleró su paso e intentó escapar en busca de un refugio o de una persona con la que pueda protegerse. Fue así que encontró a dos vecinas de la zona, una de 33 años y la otra de 43, a quienes les describió la situación vivida. Ambas estaban acompañadas por dos niñas de 7 y 8 años. Las cinco acudieron al mismo lugar donde había sucedido el hecho y pudieron comprobar que el sujeto todavía permanecía semidesnudo y vociferando contra las mujeres que pasaban por allí. La escena se repitió con este grupo.

Así, las mujeres decidieron acudir a una estación de servicio ubicada en las calles Dean Funes y Necochea, donde pudieron contactar a un policía y relatarle la aberrante situación.

Los efectivos de la Comisaría Nº 15 tardaron unos pocos minutos en volver al punto del incidente. Como si fuera poco, el exhibicionista todavía se encontraba allí.

Una vez detenido y trasladado a una dependencia policial, se corroboró que el exhibicionista era un cabo de la Gendarmería Nacional, un hombre de 30 años que reside en el barrio Cuarto Centenario de la capital santiagueña.

Según le confirmaron a Infobae fuentes cercanas a la investigación, el sospechoso no presentaba signos de haber consumido alcohol o algún tipo de drogas. Los responsables de la causa aún esperan los resultados de los análisis de sangre para determinar el estado del detenido al momento de cometer las vejaciones contra las mujeres.

Así, el fiscal Pablo Moya determinó la detención inmediata del sospechoso. Debido a su rango, la Justicia determinó que fuera alojado en en el predio del Cuerpo y Guardia de Infantería.

A la mañana del día siguiente, el sospechoso fue trasladado a la Unidad Fiscal de La Banda, donde fue indagadado por la doctora María Alicia Falcione, coordinadora del área de Abusos Sexuales. 

Acompañado por su abogado defensor, el gendarme se negó a declarar. 

La Justicia imputó al gendarme, de quien no se reveló la identidad, por el delito de "Exhibiciones obscenas agravadas", ya que en el momento de las vejaciones se encontraban menores de edad en el lugar y debido a su condición de funcionario de una fuerza nacional.

Mientras el acusado volvió a prisión, la Unidad Fiscal de La Banda solicitó una audiencia para que el gendarme permanezca en condición de detenido al menos por los próximos 15 días.

Se estima que en el transcurso de la próxima semana se podrá determinar la fecha de un juicio. Durante su proceso se intentará probar, mediante diferentes entrevistas con psicólogos,que el acusado posee el pleno uso de sus facultades.

Fuentes en Gendarmería Nacional confirmaron que ya fueron iniciadas acciones disciplinarias contra el cabo exhibicionista, en paralelo a la investigación de la Justicia santiagueña: se lo separó de su cargo y fue puesto a disponibilidad.

Fuente: Infobae