Habló una ex pareja de Max Josué Godoy, el efectivo que le disparó a su ex novia y a su suegra: "Lo desaprobaron dos veces antes de entrar a la Policía"

"Era violento, cocainómano y tomaba alcohol", afirmó una ex pareja del oficial Max Josué Godoy. Y denunció que habría ingresado a la escuela Vucetich gracias a un contacto con una médica.
lunes, 30 de septiembre de 2019 · 12:51

Una ex pareja anterior del policía Max Josué Godoy -quien le disparó a su ex novia, a la suegra y a otras dos mujeres más- reveló que el acusado ya tenía antecedentes por violencia luego de que a ella le "diera varias trompadas" y provocara su internación en un hospital de La Plata.

S.B (prefiere no dar su nombre porque quiere dejar atrás todo lo que vivió y la exposición que sufrió) sostuvo que Godoy "es violento, tomaba seguido alcohol, era cocainómano y entró en la Policía Bonaerense luego de ser desaprobado dos veces porque la psicóloga general de la Escuela de Policía Juan Vucetich es la mamá de la mejor amiga de su hermano", .

"El empezó a cambiar dos años después de comenzar la relación y cuando ya vivíamos juntos. Primero fue todo verbal, con insultos si llegaba algo mas tarde de lo habitual de estudiar o de trabajar. No podía usar redes sociales ni en mi celular ni en cualquier lado. Yo para evitar problemas desactivaba mi perfil de Facebook. Aparecía de la nada en la puerta de mi trabajo para buscarme y yo no podía saludar a ninguno de mis compañeros", relató la joven.

La ex pareja de Godoy, quien permanece detenido tras balear a su ex novia Sabrina Belmonte, de 26 años, a la madre de la joven, Maira González, de 47, a una niña de 12, y a una vecina, contó cuando se decidió a denunciarlo.

"Un día, luego de varias agresiones, un compañero de trabajo me mandó un mensaje al celular preguntando si había llegado bien. El lo vio y me dio una trompada en la cara y me salió mucha sangre. Ahí le dije que estaba loco y que me dejara ir que yo no iba a hacer la denuncia. Godoy me decía que lo perdonara y ahí me pegó un cachetazo mientras seguía preguntando quién era el que me había mandado el mensaje mientras tomaba vodka", relató.

Asimismo, prosiguió: "En un momento me tiró en la cama y me ahorcó y me dio otro cachetazo. Ahí logré darle una patada en la entrepierna y me soltó, agarré un cuchillo, porque había sacado el picaporte, lo puse en la puerta y logré abrirla para escapar". La joven sostuvo que Godoy la "alcanzó" y justo apareció la hermana del policía que le gritó al hermano y a ella la "metió adentro de la casa".

"Ahí me lavó y llamó a la policía. Yo recuerdo haberme despertado en el hospital con un tubo de oxígeno. Ahí dije ‘basta, se terminó’ y al salir radiqué la denuncia. Estuve un mes sin salir de casa de mi mamá por los golpes que recibí", explicó la víctima, quien admitió que antes hubo otras agresiones por parte del uniformado: "Antes de eso me dio trompadas en el estómago, una vez me agarró de los pelos y me pegó la cabeza contra la heladera. Eso lo vio la hermana".

Por otra parte, S.B contó que Godoy "venía drogado o decía que se iba a la casa de la hermana o de un primo y volvía a los dos días drogado".

"Era cocainómano y antes de irme de la casa le dije a la madre que se fije porque me mata a mí, mata a otra persona o se mata él. La madre me contestó como si nada: ‘Ahora después hablo con Diego (hermano mayor del policía)’", contó la mujer.

La denuncia la radicó en la UFI 13 en 2016 bajo número de causa 41.659/16 y se la caratularon por lesiones leves: "Casi me mata y en la Fiscalía la caratularon así, es increíble".

"Max terminó la secundaria cuando estaba conmigo y al entrar en la Policía Bonaerense le saltó la causa que le inicié. Ahí se volvió a contactar conmigo y me amenazó porque no iba a entrar en la Policía por mi culpa. Cuando pregunté el año pasado, en mayo, por mi causa me dijeron que para que se cerrara me tenían que citar a mí y nunca lo hicieron. De todas maneras, me pedían que les presentara más pruebas que las que presenté porque sino no podían reactivar la causa. Una locura", sostuvo.

La joven se planteó cómo hizo Godoy para que no aparecieran los antecedentes en su ingreso a la Policía, ocurrido en marzo de 2018, pero sí sabía cómo había superado los exámenes psicológicos a pesar de "ser violento y adicto a la cocaína".

"A el lo rebotaron dos veces de la Policía por el psicológico y en el tercero seguro pasó porque la psicóloga general de la Escuela de Policía Juan Vucetich es la mamá de la mejor amiga de su hermano. Es más, cuando logró entrar, su hermano le dijo entre risas ‘me debés un re favor así que tu primer sueldo me lo tenés que dar a mí’", reveló S.B.

 

Diario Popular