Inseguridad: murió el empresario baleado en pleno centro de Santa Fe

Hugo Oldani falleció después de las 21 en el Hospital Cullen. Le habían disparado dos hombres y una mujer que intentaron asaltarlo. La fuga de los asesinos quedó registrada en cámaras de vigilancia
miércoles, 12 de febrero de 2020 · 11:04

 

El empresario santafesino Hugo Oldani, de 73 años, murió luego de haber sido baleado en un intento de robo, en el que recibió al menos un disparo. Llegó en grave estado al Hospital Cullen y, más allá de los esfuerzos de los médicos por salvarle la vida, no pudieron evitar su deceso. Falleció a las 21.

El ataque sucedió cerca de las 17.45 en la galería en la que funciona Oldani Turismo, ubicada en La Rioja entre 25 de Mayo y Rivadavia, en el corazón del microcentro santafesino.

Hugo Oldani abandonó su local comercial hacia una suerte de área común o hall de entrada, y los que parecían clientes se convirtieron en delincuentes que le descerrajaron un disparo que resultó mortal ante la intención de robo.

El bestial homicidio fue protagonizado por tres jóvenes –dos hombres y una mujer– que segundos antes habían bajado de un auto blanco marca Toyota modelo Corolla, en La Rioja, y el conductor y cuarto cómplice aguardaba la llegada de los malvivientes que intentaron asestar el golpe contra la reconocida agencia de turismo de la ciudad. Familiares de la víctima confirmaron que no alcanzaron a llevarse nada del lugar.

La policía trabajó en el lugar para realizar los peritajes del caso.

Oldani Turismo

Los hampones quedaron registrados en distintas cámaras de vigilancia, tanto en el arribo, como cuando salieron corriendo por La Rioja, luego de herir de muerte a Oldani, se subieron al Toyota Corolla y escaparon.

Los asesinos tenían los rostros descubiertos, lo que de alguna manera hace suponer que no serían de la ciudad. El automóvil por su correspondiente chapa estaría registrado en la ciudad de Santa Fe, por lo menos en apariencia.

El momento de la huida de los delincuentes

Los vecinos que escucharon el disparo en el interior de la galería en la que funciona Oldani Turismo llamaron al 911.

En cuestión de pocos minutos el lugar se pobló de efectivos que dialogaron con los ocasionales testigos que narraron el suceso, y proveyeron el tipo de vehículo, marca, color y chapa patente. Esa información rápidamente fue suministrada al 911.

La ciudad de Santa Fe fue cerrada completamente con retenes y se sumaron al trabajo los agentes de la Agencia de Investigación Criminal para tratar de sumar voluntades y dar con los asesinos. Hasta el cierre de esta nota, casi a la medianoche, aún no habían sido detenidos, pero hubo avances en la investigación.

Uno Santa Fe

Valorar noticia