Escrachan en las redes a los acusados de violar en manada

Los perfiles de Facebook de los cuatro imputados, de entre 19 y 23 años, se llenaron de mensajes condenatorios. Incluso, amigos y conocidos de los sospechosos repudiaron el hecho. Por mientras, se esperan resultados de peritajes claves.
domingo, 2 de febrero de 2020 · 18:42

El caso de la violación en manada a una chica de 21 años en Luján conmocionó a la provincia y provocó una profunda indignación. Esto principalmente entre jóvenes de ese departamento que conocían a los cuatro sospechosos del abuso, quienes se han encargado de escracharlos en las redes sociales.

"Cuál te mandaste lokko nada que ver perro te considere como un hermano [...] espero que pagues tus consecuencias no te creí ese pibe (sic)", ese tipo de mensajes se vieron replicados en los perfiles de Facebook de los presuntos agresores sexuales. Amigos y conocidos de los mismos no salen de la sorpresa, pero tampoco dudaron en repudiar el delito que se les acusa.

Claramente, entre los comentarios de las últimas publicaciones que hicieron los detenidos no faltan los comentarios de familiares y otras personas cercanas a estos que los defienden: "Esto se va aclarar muy pronto no tienen derecho de hablar de una persona y causar tanto daño ignorando la verdad", señalaron desde un perfil creado especialmente para custodiarlos virtualmente.

Las cuatro cuentas de la red social no tardaron en difundirse y el castigo social llegó rápidamente. Al mismo tiempo, investigadores policiales y judiciales aguardan los resultados de una serie de peritajes claves que podría comprometer seriamente a los imputados en el expediente.

La prioridad de los pesquisas es conocer lo que arroje el análisis a los celulares de los acusados, esto porque surgió de las averiguaciones que uno de ellos filmó parte del hecho.

En caso de encontrar ese video, confían que podrán constatar fácilmente si los sospechosos realmente participar de la vejación, explicaron fuentes allegadas a la causa.

La búsqueda de material genético de los cuatro jóvenes entre elementos que fueron secuestrados en la escena –entre los mismos prendas y preservativos– también es una prueba clave. Se espera que los resultados de estos cotejos estén listos en los próximos días, por lo que la expectativa es alta.

Por lo pronto, las declaraciones de la víctima y testimoniales de varios invitados a la fiesta colocan al cuarteto de amigos en el lugar del hecho, así como también coinciden en varios puntos.

Además, no existen dudas sobre la existencia del abuso, las lesiones que fueron constatadas por médicos legistas son determinantes y de características que encajan con lo descripto por la joven en el expediente.

El hecho

El jueves se destapó el caso después de que la víctima se presentara a radicar la denuncia en la Oficina Fiscal Nº 11 de la Comisaría 11ª, tal como publicó El Sol.

Allí, relató a las autoridades policiales que días atrás había organizado una fiesta en su casa, aprovechando que sus padres no estaban, a la que asistieron amigos y conocidos.

Hacia al final de la madrugada, la mayoría de los que asistieron se retiraron de la vivienda, pero hubo cinco varones que permanecieron allí y se quedaron solos con la chica.

Uno de estos tomó la iniciativa y comenzó a manosear a la dueña de casa, con claras intenciones de mantener relaciones sexuales con ella, sostiene la instrucción. Pero la denunciante no accedió y les dijo a los jóvenes que fueran de su casa, consta la versión.

Ante la negativa, uno de los sujetos tomó por la fuerza a la muchacha y la llevó hacia uno de los dormitorios del inmueble. Acto seguido, los cuatro empezaron a abusarla con acceso carnal, agrega.

En la dependencia en la que denunció la víctima, pasaron sus primeras horas detenidos los sospechosos.

Entre lágrimas, la víctima suplicó que se detuvieran, contó ante los detectives. Los quejidos despertaron a un quinto chico que se había quedado dormido en el lugar, quien al toparse con esa situación quiso intervenir. No obstante los denunciados hicieron caso omiso a los reclamos de este y ordenaron que se fuera, reveló la joven.

Tras la denuncia, una rápida intervención de policías de la División Delitos Sexuales, de Investigaciones, permitió la captura de los cuatro señalados violadores. 

En los allanamientos se incautaron los celulares, así como también un sedante líquido de uso veterinario –por lo general para caballos–, razón por la cual se investiga si el fármaco se utilizó para dejar inconsciente a la víctima.

Por su parte, el fiscal de Delitos Contra la Integridad Sexual Darío Nora imputó a los detenidos, que tienen entre 19 y 23 años, por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas y pasaran el lunes a la cárcel. La identidad de los mismos se reserva porque se trata de una causa de instancia privada.

Valorar noticia