Cayó el primer sospechoso por el crimen del cajero

La detención se concretó ayer en una vivienda de la localidad bonaerense de González Catán. Los investigadores consideran que están cerca de atrapar a la banda completa.
lunes, 3 de febrero de 2020 · 19:06

Un hombre de 48 años, el cual presentaba una herida de bala, fue detenido acusado de haber participado el viernes pasado del crimen del cajero Germán Chávez (31) durante un asalto al Banco Nación de la localidad bonaerense de Isidro Casanova. 

Aunque la causa está en secreto de sumario, un jefe policial reveló a Télam que la detención de este primer sospechoso fue realizada ayer en un domicilio de la localidad de González Catán, partido de La Matanza.

“Tiene 48 años y está baleado producto de un disparo que recibió de uno de sus cómplices al momento de forcejear con el cajero al que después asesinan. No lo baleó el policía que se tiroteó con ellos en la huida, sino uno de sus propios compañeros de banda”, dijo uno de los principales jefes de la investigación.

La detención estuvo a cargo de detectives de la División Investigación del Robo Organizado de la Policía Federal Argentina (PFA) y de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de La Matanza.

La fuerza federal y la provincial están trabajando en conjunto bajo las órdenes del Juzgado Federal 3 de Morón, cuyo titular es el juez Néstor Barral, pero que está siendo subrogado por su colega Martín Alejandro Ramos, del juzgado 1.

“Ya tenemos a uno detenido. Ahora se está trabajando para identificar y atrapar al resto de la banda”, confirmó la fuente consultada.

El caso

El crimen de Germán Chávez, quien además era músico y jugador de eSports (representaba a Independiente en la liga argentina del FIFA 20), ocurrió el viernes en la sucursal del Banco Nación ubicada en Roma 3271, de Isidro Casanova, partido de La Matanza, minutos después de las 10, horario de apertura de la entidad.

El atracó se inició cuando tres ladrones, algunos de ellos con el rostro cubierto con una media de mujer y portando armas largas y pistolas, amenazaron a los empleados del mostrador de atención al público.

Según la versión que aportaron los testigos, todos los clientes se tiraron al piso y los delincuentes se dirigieron a las cajas y exigieron el dinero. En ese momento, Chávez habría pretendido alejarse y resistirse al robo y allí uno de los delincuentes lo ejecutó de un balazo en la cabeza.

Valorar noticia