A diez años de un crimen provocado por un video hot

La mujer que fue asesinada había copiado la grabación del celular de su compañera y lo viralizó en todo el pueblo para arruinar su boda.
domingo, 14 de junio de 2020 · 13:54

A diez años del crimen de Carola Bruzzoni, la mujer asesinada por una compañera de trabajo que la atacó con una maza al enterarse de que había difundido un video hot de ella entre vecinos de la localidad bonaerense de General Las Heras, su hijo dijo que no siente "odio ni bronca" por la asesina, liberada en 2013, y que se recibió de abogado penalista en "honor" a su madre.

Sentado en la puerta de su casa de la calle Lozano, de esa localidad ubicada a 70 kilómetros de Capital Federal y a través de una videollamada con Télam, Agustín Román Robledo (30) recordó a su madre, y aseguró que "todo" lo que hace es "por ella", ya que siente que tuvo "a la mejor madre del mundo".

El crimen ocurrió el 17 de abril de 2010 y causó gran conmoción entre los vecinos de General Las Heras, ya que corría la voz de que la mujer planeaba arruinar el casamiento de Silvia Luna, quien era compañera de trabajo en un bar de esa localidad, al difundir entre los invitados un video hot en el que aparecía manteniendo relaciones sexuales con un hombre.

La condena

Ese video, según quedó probado en el juicio oral en el que Luna fue condenada a 10 años de prisión, había sido copiado por Bruzzoni del celular de su compañera y luego lo había distribuido entre sus compañeros de trabajo, hasta que se viralizó en todo el pueblo.

Al respecto, el hijo de la mujer que resultó víctima dijo desconocer la existencia de ese material: "De la trastienda sobre un video, yo nunca supe nada. Solo sentí mucho dolor por la pérdida de mi vieja porque no era necesario que la mataran". Por ese motivo, el 24 de febrero de 2012, la acusada fue condenada a la pena de 10 años de cárcel por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Mercedes por "homicidio simple con dolo eventual". Sin embargo, un año después, la Sala III del Tribunal de Casación Penal provincial le redujo la pena a cuatro años, por considerar que Luna había cometido un "homicidio emocional".

Finalmente, tras estar detenida en el penal en Florencio Varela, la mujer recuperó la libertad en julio de 2013.