Tres gendarmes detenidos por la muerte de un joven baleado

Tres efectivos de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) fueron detenidos hoy por el crimen de un joven de 20 años que ayer murió baleado durante un supuesto tiroteo en el interior del Barrio Rivadavia, en el Bajo Flores porteño, informaron fuentes judiciales y de la investigación.
jueves, 18 de junio de 2020 · 22:35

Estos tres gendarmes ya fueron separados de sus cargos mientras avanza la investigación tanto en la justicia como al nivel administrativo dentro de la misma fuerza.

Fuentes judiciales informaron a Télam que los tres aprehendidos quedaron a disposición de la jueza en lo Criminal y Correccional 55, Alejandra Alliaud, quien está a cargo de la causa y los indagará mañana.

En un primer momento también intervino la titular de la Fiscalía en lo Criminal y Correccional 59, Laura Belloqui, quien en las últimas horas, al haber sospechosos identificados remitió las actuaciones a la magistrada.

Según las fuentes, todo comenzó ayer por la tarde, cuando oficiales de la Comisaría Vecinal 7A de la Policía de la Ciudad recibieron un alerta sobre un enfrentamiento armado entre miembros de la GNA y dos personas en la esquina de Alfonsina Storni y Pasaje Roldán, en el Barrio Rivadavia, ubicado en la zona porteña del Bajo Flores.

Voceros policiales informaron que al acudir al lugar, los uniformados hallaron a un joven baleado, identificado como Facundo Ariel Scalzo (20), quien residía en el barrio.

Las fuentes señalaron que Scalzo fue trasladado de urgencia en una ambulancia hasta el Hospital Piñero donde los médicos constataron su fallecimiento.

De acuerdo al informe del médico que estuvo presente en el lugar de los hechos, el joven presentaba cuatro heridas de bala, dos en el pecho y las restantes en los brazos.

En tanto, según las primeras versiones aportadas por los gendarmes a la Policía de la Ciudad, ellos se encontraban afectados al Puesto Copa, situado en Storni y Torres, cuando ocho personas armadas amenazaron a una mujer en una casa de las inmediaciones.

Ante esta situación, los efectivos de GNA se dirigieron hasta la vivienda de esta vecina y en el trayecto escucharon detonaciones.

Momentos después, al acercarse a la casa los gendarmes observaron a dos sospechosos, uno de los cuales permaneció en el lugar y el otro escapó a la carrera y efectuando disparos, por lo que los uniformados repelieron dicha agresión.

En el lugar, los peritos secuestraron una pistola Bersa 9 milímetros, presuntamente utilizada por el fallecido, al tiempo que se incautaron las armas reglamentarias de los tres gendarmes, dijeron los informantes.

A su vez, los pesquisas dispusieron que se les practique el dermotest tanto a los efectivos como al joven muerto.

Por su parte, los investigadores aguardaban el resultado de la autopsia como así también el informe de las pericias balísticas realizadas en las cuatro armas de fuego secuestradas. TELAM