Fue a un templo umbanda, discutió y a la salida lo apuñalaron

La víctima murió este viernes, a poco más de una semana de haber sufrido el ataque.
viernes, 26 de junio de 2020 · 13:55

 

Un hombre de 41 años que días atrás había sido apuñalado en la espalda cuando salió de un templo umbanda en Glew, murió en las últimas horas y los investigadores realizaban este viernes operativos para detener a dos sospechosos del ataque, informaron fuentes judiciales y policiales.

Si bien el caso comenzó a investigarse como un homicidio en ocasión de robo debido a los dichos de la novia de la víctima, que fue testigo directa del hecho, luego la pesquisa se encaminó hacia un ataque cometido durante una pelea, ya que el hombre sobrevivió unos días a la agresión y alcanzó a contar a allegados que lo habían apuñalaron tras una discusión con dos conocidos. Los atacantes también le habían robado sus pertenencias.

El hecho, que fue dado a conocer este viernes, se produjo el 17 de junio pasado en Gerchunoff al 1400, cuando Martín Alarcón y su pareja, de 33 años, se reunieron a beber con entre seis y siete conocidos del barrio en un templo umbanda.

En esas circunstancias, Alarcón entabló una discusión con algunos de los presentes en el templo, motivo por el cual se retiró del lugar junto a su novia y rumbo a su casa.

Pero a los pocos metros, el hombre fue increpado por dos de los conocidos con los que se había peleado, quienes le aplicaron una puñalada en la espalda y luego se apoderaron de algunos de sus efectos personales, con los que escaparon.

El hombre herido recibió asistencia y no denunció el hecho, aunque el pasado martes comenzó a sentirse mal y fue trasladado al hospital de Guernica, donde finalmente murió.

Los voceros judiciales y policiales explicaron que inicialmente la novia del fallecido denunció que Alarcón había sido apuñalado durante un forcejeo al resistirse a un robo, por lo que en la UFI 7 de Lomas de Zamora, a cargo de César Lucero, se inició una causa por "homicidio en ocasión de robo".

No obstante, al iniciarse la pesquisa se sumaron al expediente testimonios de familiares directos del fallecido que indicaron que, en realidad, éste les contó había estado en el templo umbanda y había sido atacado por conocidos del barrio con los que había mantenido una pelea por cuestiones personales.

En base a los elementos recolectados en la causa, los investigadores lograron identificar a los agresores y por estas horaa realizaban diversas diligencias con el fin de detenerlos  en viviendas cercanas a las de la víctima.