Golpeó con un martillo en la cabeza a una jubilada para robarle

Lucinda sufrió un ACV y dos paros cardíacos por los golpes. Los vecinos atraparon al ladrón cuando escapaba.
viernes, 26 de junio de 2020 · 14:03

Una anciana de 78 años fue víctima de un brutal asalto el miércoles a la noche cuando estaba sola en su casa de Merlo. Un ladrón la dejó al borde de la muerte a martillazos y fue atrapado por los vecinos cuando intentaba escapar corriendo del lugar.

Lucinda Palavecino estaba esperando que su hijo volviera de comprar la cena en el momento en que el delincuente la sorprendió en su vivienda de la calle Malvinas al 500. La mujer, jubilada y tatarabuela, usó todas sus fuerzas para intentar defenderse, pero el ladrón no tuvo piedad y la golpeó con lo que encontró a mano.

"Le dio con el martillo en la cabeza y la reventó", se lamentó una de las nietas de Lucinda esta mañana en diálogo con TN. Su abuela sufrió un ACV por los golpes y tuvo dos paros cardíacos en menos de 48 horas. "Está viviendo por la medicación y el respirador", dijo, y se le quebró la voz al recordar las palabras de los médicos: "No nos dan esperanzas".

El violento episodio fue advertido por un hombre que volvía de trabajar e increpó al ladrón a los gritos desde la calle. De poco sirvió entonces el intento del sujeto que, asomándose por la ventana, pretendió hacerse pasar por sobrino de la víctima. El vecino no le creyó y cuando otras personas empezaron a salir en su ayuda decidió escapar por el fondo de la casa.

El delincuente alcanzó a correr dos cuadras antes de que lo atraparan entre varios y minutos después llegó la policía y se lo llevó detenido. "Tenía cinco causas y hacía ocho meses que había salido de la cárcel", remarcó la nieta de la víctima. El delincuente fue identificado como Diego Hernán Herrera.

Mientras la familia de Lucinda espera un milagro, el ladrón se negó a declarar ante el fiscal Sergio Dileo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial de Morón, y seguirá preso. (TN)