Una pericia localizó el teléfono de Facundo en Bahía Blanca

Así lo aseguró Cristina Castro, la mamá del joven desaparecido desde el pasado 30 de abril, quien aclaró que "no cree que su hijo esté allí", sino que "solo fue captado el móvil", que aún no fue hallado. "Quiero saber que hicieron con mi hijo", rogó.
viernes, 17 de julio de 2020 · 23:33

 

Un peritaje determinó que el teléfono celular de Facundo Astudillo Castro emitió algún tipo de señal en antenas de la ciudad de Bahía Blanca, según informó este viernes su madre, quien aclaró que no cree que su hijo esté allí sino que solo fue captado el móvil, que nunca fue hallado en el marco de la causa por su desaparición, ocurrida el 30 de abril último cuando dejó la localidad bonaerense de Pedro Luro.

"Hoy nos encontramos con el peritaje del teléfono de mi hijo, bah, ni siquiera es un peritaje porque el aparato no ha aparecido, que (indica) que se prenden algunas antenas en Bahía Blanca", contó Cristina Castro, madre de Facundo, a radio AM 750.

"Yo sigo insistiendo lo mismo: es el teléfono y no mi hijo. Mi hijo sigue sin aparecer", expresó.

La mujer contó que anoche recibió un llamado de una persona de la ciudad de Rauch, que dijo que su hijo estaba en esa zona e, incluso, aportó una dirección.


"Mandamos a la policía y sacaron una foto del chico y no es mi hijo", agregó la madre de Facundo, quien aseguró sentirse "muy cansada" de "la burocracia" y criticó la actuación judicial en el caso.

"No tengo ganas de que me sigan mintiendo y me sigan dando vueltas, quiero saber la verdad y que esto se termine, quiero saber qué hicieron con mi hijo", agregó.

En tanto, fuentes de la investigación aseguraron que los peritos en rastros de la Policía Federal levantaron muestras de una camioneta de la policía bonaerense perteneciente al destacamento de Teniente Origone, pero que aún no se logró determinar si son de sangre.

"Entre el trabajo de los peritajes que incluyeron fotografías y toma de muestras genéticas y biológicas se indicó que el luminol detectó algún elemento que deberá ser analizado en profundidad para determinar de que se trata", afirmó el vocero.


"El luminol reaccionó, pero eso no quiere decir nada", dijo el experto consultado respecto a las manchas halladas en algunos sectores de la camioneta, entre ellos en el asiento trasero y en la caja de la camioneta.

Esos peritajes están a cargo del Gabinete Científico de la Policía Federal Argentina (PFA) que integran el grupo de efectivos provenientes de Mar del Plata, Capital Federal, entre otros.

Esta mañana se inició una nueva jornada de rastrillajes, a cargo de 200 efectivos de las distintas fuerzas federales de seguridad que buscan al joven de 22, aunque no dio resultados positivos.

En este cuarto día de búsqueda, los operativos se despliegan en la zona conocida como Cabeza de Buey, en el partido de Villarino, cercano al límite con Bahía Blanca, un sector de gran extensión de terreno que da a la costa.

De los procedimientos participan efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA), Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Gendarmería Nacional y Prefectura Naval.


El jueves, en el marco de una causa por "desaparición forzada" que investiga la Justicia Federal de Bahía Blanca, los operativos se desplegaron sin resultados en proximidades de las localidades de Teniente Origone, Mayor Buratovich e Hilario Ascasubi.

En tanto, comenzaron las audiencias para la ampliación de declaraciones testimoniales incorporadas al expediente, que es llevado a cabo por personal de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) del Ministerio Público Fiscal de la Nación desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Entre los testimonios brindados a pedido del fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez, figuran los de las tres personas que habían declarado inicialmente ante la Justicia provincial que habían visto cómo dos policías subían en un patrullero a un muchacho, el pasado 30 de abril en cercanías de Mayor Buratovich.

Para la madre de Astudillo Castro y sus abogados, Facundo tuvo algún problema en la ciudad de Mayor Buratovich con la policía justo antes de desaparecer.