El duro relato del fiscal sobre el femicidio de Rocío

Los cinco acusados mayores fueron imputados por abuso. A uno se le atribuyó la autoría del crimen, tres fueron partícipes primarios y el quinto, partícipe secundario
domingo, 19 de julio de 2020 · 12:46

 

Cinco hombres mayores de edad quedaron en prisión preventiva sin plazo en el marco de una investigación que encabeza el fiscal Aldo Gerosa por el abuso sexual y el homicidio –ambos delitos calificados– de una menor de edad cometidos en la ciudad de Reconquista.

La medida cautelar fue ordenada por la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Claudia Bressán, a raíz del pedido formulado por Gerosa en una audiencia llevada a cabo esta tarde de forma remota a través del dispositivo Zoom.

Los cinco imputados son P. E. F. de 21 años; L. G. G. de 28; J. D. G. de 30; B. A. de 20 y L. A. Q. de 29.

Los delitos atribuidos por el fiscal Gerosa fueron homicidio triplemente agravado (por mediar violencia de género –femicidio–, por la intervención activa de menores de edad y criminis causae) en concurso real con abuso sexual agravado (por ser cometido por dos o más personas y por la intervención activa de dos menores de edad)

Responsabilidad criminal

En relación al homicidio triplemente calificado, Gerosa le atribuyó la autoría a P. E. F. En tal sentido, según aclaró en la audiencia, “este delito fue cometido conjuntamente con uno de los menores involucrados”.

Por su parte, a otros tres imputados –de iniciales B. C. A., L. G. G. y J. D. G.– el fiscal les atribuyó ser partícipes primarios. Según indicó “sujetaron y golpearon a la víctima”. En tanto, al quinto hombre investigado –de iniciales L. A. Q.– le endilgó ser partícipe secundario del delito “ya que colaboró en el traslado y ocultamiento del cuerpo y en la desaparición de objetos de la víctima”.

Por el abuso sexual agravado, Gerosa imputó como autores a los cinco hombres investigados.

El fiscal del MPA también advirtió en la audiencia que “por el momento no se atribuye el delito de aborto, aunque hay evidencia de que algunos o todos los imputados conocían el estado de gravidez de la menor”.

 

Los hechos

“Los delitos que investigamos fueron cometidos entre las 1.30 y las 2 de la madrugada del domingo pasado en una casa abandonada ubicada sobre la calle llamada Interbarrial –casi esquina calle 99–, a unos 300 o 400 metros antes de que doble hacia el oeste con dirección a la ruta A009”, precisó el fiscal Gerosa. También agregó que “el inmueble tiene pintado en el frente –algo borrada– la designación «Despensa Santa Rita»”.

El funcionario del MPA relató que “la víctima fue convencida de concurrir al lugar y cuando ingresó, los imputados –junto a dos menores de edad que también estaban presentes– le dijeron que la iban a violar”. Gerosa añadió que “la niña se negó, comenzó a gritar e intentó resistirse, pero comenzó a ser golpeada y forzada para concretar el ataque sexual”.

“Mientras la menor de edad era abusada continuaba siendo agredida físicamente”, sostuvo Gerosa y narró que “en un determinado momento intentó correr, pero fue golpeada con un palo por uno de los menores, mientras que el imputado de iniciales P. E. F. la agredió con un hierro o caño”.

El fiscal subrayó que “a pesar de que estaba semiinconsciente, los imputados de iniciales L. G. G., J. D. G. y B. C. A. continuaban pegándole golpes de puño y sujetándola para que no escape”.

 

Acuerdo

“Los imputados y los menores de edad se pusieron de acuerdo para llevarla a un pastizal ubicado en un inmueble lindero, para lo cual cruzaron a la víctima por un tejido de alambre y la arrojaron en un montón de tierra y basura”, indicó Gerosa. “En ese lugar, la niña –que aún continuaba con vida– fue nuevamente abusada por los imputados”, subrayó el fiscal.

Gerosa concluyó que “los imputados buscaron una azada, volvieron al lugar, carpieron el suelo para disimular las manchas de sangre que había y empujaron el cuerpo –casi totalmente desnudo– varios metros para ocultarlo entre las malezas”.

Los cinco imputados -todos mayores- quedaron detenidos, sin plazo.

Autopsia

Por último, el fiscal consideró que “de acuerdo a la autopsia, la menor tenía golpes, heridas y fracturas en distintas partes del cuerpo”. También puntualizó que “el informe concluye que la muerte de la niña fue producida por un traumatismo de cráneo encefálico con hemorragia del parénquima fronto–temporal derecho”.