Horror en Misiones: violaron y asesinaron a una beba de ocho meses

Los padres de Milagros, de 20 y 39 años, quedaron detenidos. Sus otros hijos de 7, 5 y 3 años, quedaron bajo el cuidado de su abuela.
lunes, 7 de septiembre de 2020 · 10:51

 

Una joven de 20 años y su pareja de 39 fueron detenidos durante este viernes bajo sospecha de haber participado de la violación y muerte de su hija de ocho meses.

El caso tomó trascendencia luego de un llamado telefónico a sede policial anunció que en una vivienda del barrio “Exruta 14” de Campo Grande, había una menor en grave estado y de tan sólo ocho meses.

Cuando los efectivos policiales arribaron al lugar notaron de inmediato la presencia de una joven con una pequeña en brazos, que desesperada suplicaba ayuda porque la beba no reaccionaba.

Como no constataron signos de vida, de manera urgente la trasladaron al hospital local, donde la médica de guardia confirmó el deceso e identificó a la víctima como Milagros Soledad, pero también alertó que la beba presentaba lesiones anales y vaginales, por lo que solicitó de inmediato una autopsia y que se amplíe la información a la Comisaría de la Mujer bajo la presunción que se trataba de un posible caso de “violación seguida de muerte”.

Para no demorar las decisiones y evitar cualquier tipo de intento por entorpecer la investigación los uniformados detuvieron a los progenitores y los alojaron en la comisaría local a disposición del juez de Instrucción de turno, Horacio Alarcón, de la Segunda Circunscripción Judicial Provincial.

El magistrado ordenó que los presuntos autores permanezcan aislados mientras se elabora el sumario policial y se concreta la autopsia en la Morgue Judicial de Posadas, para luego ser llamados a indagatoria.

Por el momento se caratulan las actuaciones como un hecho de “abuso sexual seguido de muerte” más el agravante de la relación o vínculo directo, delitos que configuran una pena probable de prisión perpetua.

La beba tenía poco más de ocho meses de vida. La pequeña Milagros Soledad nació prematura (con cinco meses de gestación y sólo 850 gramos) el 24 de diciembre pasado, pocos minutos antes de Navidad, en el mismo centro de salud donde ayer se constató su óbito.

Según registros de promotores de salud de la zona, como la beba era prematura le habían solicitado a los padres que la llevaran a controles de evolución. Ninguno de los turnos que le indicaron de visita a los médicos fueron cumplidos.

La policía investiga además de la violación e infanticidio, los maltratos que habrían sufrido los tres hermanos restantes de la beba, tres niños de 7, 5 y 3 años con rastros de golpizas en distintas partes del cuerpo.

En cuanto a la cantidad de lesiones detalladas de la víctima fatal tras el análisis del médico legista de la UR-XI indicó que sufrió hematomas y excoriaciones en distintos puntos del cráneo, ojos y hasta en una córnea, además de glúteos, pecho y espalda. Las demás descripciones son "irreproducibles".

Efectivos de la Policía Científica de la UR-XI trabajaron en la vivienda de los sospechosos.

Fuente: Primera Edición / TN