Trata de personas: media sanción para la penalización del cliente

El proyecto castiga con pena de prisión de entre 1 y 4 años al que utilice servicios sexuales de una persona sabiendo o debiendo saber que es víctima de trata de personas. Si la víctima es menor de 18 años, las penas van de 5 a 10 años de prisión, y de 6 a 15 años si es menor de 13.

domingo, 10 de noviembre de 2013 · 00:00

 

 

El Senado aprobó un proyecto para penalizar al cliente de trata de personas, completando los avances legislativos logrados en el último tiempo para luchar contra ese delito. El proyecto castiga con pena de prisión de entre 1 y 4 años al que utilice servicios sexuales de una persona sabiendo o debiendo saber que es víctima de trata de personas. Si la víctima es menor de 18 años, las penas van de 5 a 10 años de prisión, y de 6 a 15 años si es menor de 13.

La votación dio un resultado de 40 votos afirmativos y sólo una abstención. Aníbal Fernández, senador del oficialismo y autor de uno de los proyectos, consideró que “la trata tiene tres patas bien claras: la víctima, de la que nos ocupamos muy fuerte; el reclutador, del que ya nos veníamos ocupando y cuya situación fue reforzada con la modificación de la ley de trata y también en esta ocasión, porque es el que verdaderamente genera todos los gestos que promueven la trata; y, finalmente, el cliente”.

En tal sentido, se refirió al eslogan internacional de todas las convenciones que dice que “sin cliente no hay trata”. “Por eso utilizamos el término específicamente, tal como lo tratan todas las convenciones y como lo tratan todos los congresos que refieren al tema. En este punto estamos yendo a eso”, alegó Fernández.

Por su parte, la senadora Sonia Escudero manifestó que “se trata de un tema relevante en la Argentina, y lamentablemente de mucha actualidad, tanto que hace poco un caso de mi provincia ocupó las primeras planas de los medios de comunicación. Me refiero al destituido intendente de Salvador Mazza, Carlos Villalba, quien fuera encontrado en un cabaret donde había mujeres que eran víctimas de trata”.

Asimismo, Escudero reclamó que no hubieran sido escuchadas, durante el tratamiento en comisión, todas las organizaciones sociales que vienen trabajando contra la trata de personas.

Igualmente, la salteña lamentó que la redacción de la iniciativa fuera un “tanto confusa, por lo que el juez deberá probar que una persona fue víctima de dos delitos: del delito de trata de personas más el de promoción de la prostitución, o bien el de trata más el delito de explotación económica de la prostitución ajena”. “Esperemos que esto no se convierta en un manto de impunidad, para que podamos poner un freno a los clientes –como Villalba- que se aprovechan de una víctima de trata”, concluyó la legisladora.

Fuente: Área de Actualidad, Fundación Directorio Legislativo.