Blanca Blanco presentó un proyecto para que Y.C.R.T. sea estatal

En el marco de la realización del IV Congreso del Carbón que se está llevando a cabo en Río Turbio, organizado por la Asociación de Trabajadores del Estado (A.T.E.) y la Central de Trabajadores de Argentina (C.T.S.), con el número 7330-D-2013, la diputada nacional justicialista por Santa Cruz, Blanca Blanco de Peralta, presentó un proyecto de ley en la Cámara Baja de la Nación, para la creación de Yacimiento Río Turbio Sociedad del Estado (S.E.), una iniciativa que apunta a poner en manos del sector público una empresa que tiene enorme injerencia en la explotación de uno de los principales recursos minerales de la provincia como es el carbón.

jueves, 7 de noviembre de 2013 · 00:00

Desde hoy y hasta el próximo viernes los asistentes a estas jornadas debatirán sobre el futuro de la empresa Yacimientos Carboníferos Río Turbio (Y.C.R.T.), punto que tiene varias aristas de discusión, entre ellas, la seguridad y salud laboral de los trabajadores, el cuidado del medio ambiente y la aplicación de nuevas tecnologías que mejores la producción y, por sobre todas las cosas, la organización de la firma bajo una figura legal donde el Estado tenga la decisión y el control de las políticas que se aplican en cada eslabón de la cadena que integra a esta actividad.

Por ese motivo, la legisladora nacional diseñó una iniciativa cuyo principal objetivo es constituir una Sociedad del Estado, en los términos de la Ley Nº 20.705, que como una sola empresa se haga cargo de todas las unidades productivas, es decir, de Yacimiento Carbonífero de Río Turbio, del ramal ferro-industrial Río Turbio-Río Gallegos, de los muelles de los puertos de Río Gallegos y Punta Loyola y de la Central Termoeléctrica a Carbón de Río Turbio.

La figura jurídica impulsada por la diputada Blanca Blanco de Peralta apunta a compatibilizar la agilidad característica con que suelen moverse las organizaciones privadas, sin descuidar el estricto control por parte del Estado, lo que asegura una gestión transparente y un desarrollo armónico de la actividad, orientada a poner en la matriz socio productiva del país a nuestro carbón, en un marco de cuidado irrestricto del citado recurso natural.

La propuesta impulsa también un esquema de conducción donde los trabajadores estarán representados en un pie de igualdad con los representantes del Estado, y por ello, se establece taxativamente que ninguno de los dos grupos podrá tomar decisiones en total ausencia del otro.

En tanto, en cuanto a la titularidad, el proyecto se ciñe al espíritu de la Constitución Nacional que en su Artículo 124, segundo párrafo, señala que «corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio», y toma además en cuenta parte del texto de intervención de la empresa del año 2002, donde se consideraba ineludible que la

Nación acordará con la Provincia de Santa Cruz «el destino final del complejo carbonífero».

Entre los fundamentos del proyecto de ley, la diputada nacional hace hincapié en que «desde el punto de vista estratégico» debe verse a la explotación del carbón «como una misma unidad productiva», y recuerda que el ex presidente de la Nación, Néstor Carlos Kirchner, en el marco de la «misma visión», consideró al emprendimiento en su conjunto como «esencial para la ecuación energética nacional», motivo por el cual «orientó millones de recursos financieros para poner al carbón en la matriz energético-productiva del país».