Martínez: “La postura es que Boudou se tome licencia hasta que se aclare su situación en la causa Ciccone”

El vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, se convirtió ayer en centro del debate en el recinto del Senado y en blanco de las críticas de la oposición, que reclamó su alejamiento del cargo hasta que la Justicia resuelva su situación en el caso Ciccone, porque “su presencia y su insistencia en presidir la sesión genera un nivel de intolerancia complicado”.

jueves, 7 de agosto de 2014 · 00:00

 

 

El senador de Santa Cruz, Alfredo Martínez, comentó que “cuando fuimos a la reunión de labor parlamentaria, que es la previa a las sesiones, la oposición daba por contado que en el vicepresidente, iba estar de viaje rumbo a Colombia para participar del acto de reasunción del presidente de ese país. Pero el senador Miguel Angel Pichetto, presidente de la bancada oficialista, nos comunicó que Boudou iba presidir la sesión, por primera vez tras su procesamiento. Hace unos 40 días presentamos una nota formal pidiéndole al vicepresidente que se tome licencia, ante los inconvenientes que tenemos que presida las sesiones, por estar procesado en la causa Ciccone”.    

El senador de la UCR explicó que la oposición no tuvo respuesta a la nota enviada al presidente del Senado, pero que tenían “el compromiso de las autoridades del bloque del Frente para la Victoria que Boudou no iba a presidir las sesiones, pero esto no se cumplió ayer y por ello, todos los representantes de la oposición nos retiramos del recinto”. 

En la nota, los bloques de la oposición, “le propusimos al vicepresidente que se tome licencia hasta que se resuelva su situación ante la Justicia, pero no tuvimos respuesta, y para colmo, ayer tuvo un respaldo del oficialismo, algo que no compartimos, y por ello nos levantamos, y dejamos el recinto en repudio a esta actitud del kirchnerismo de mantener a Boudou presidiendo una institución como es el Senado de la Nación”. 

    

En este sentido, el ex intendente de Río Gallegos, remarcó: “Nos parece que el presidente debe dar un paso al costado, hasta que se resuelva su situación judicial. Vamos a seguir manteniendo relaciones y charlas con los referentes de la oposición y el presidente del bloque oficialista, pero la postura es que Boudou se tome licencia hasta que se aclare su situación en la causa Ciccone”.  

 

En febrero de 2012, Boudou se vio involucrado en una controversia acerca de la compra de la Compañía de Valores Sudamericana, una empresa entonces privada que contaba con la tecnología necesaria para imprimir papel moneda. De acuerdo con una denuncia hecha por Laura Muñoz, la empresa habría sido adquirida por su esposo Alejandro Vandenbroele y este estaría presuntamente relacionado con Boudou en calidad de testaferro, con lo que se le acusa de “negociaciones incompatibles con la función pública”. El 27 de junio pasado, el juez Ariel Lijo procesó a Boudou por cohecho y negociaciones incompatibles con su condición de funcionario público. También procesó a otros cinco imputados. Boudou es el primer vicepresidente argentino en ejercicio en ser procesado por un acto de corrupción en lo que se conoce como el caso Ciccone.