BALLOTAGE

Das Neves: "Claramente,la gente votó por un cambio y eso es ya irreversible"

El gobernador electo de Chubut no expresa preferencias de cara al ballottage, pero apuesta al diálogo y dice que el electorado ya decidió
lunes, 2 de noviembre de 2015 · 08:10

Nadie podría negar que la campaña de Mario Das Neves, el gobernador electo de Chubut, fue una carrera de obstáculos. Obligado por las circunstancias a presentarse con "boleta corta", sin un candidato a presidente que arrastrara y sumara votos a su partido, el actual diputado nacional remó contra la corriente y consolidó el domingo pasado su liderazgo provincial. Gobernará, sin embargo, con una Legislatura con mayoría del Frente para la Victoria. "Tendremos que tener un diálogo abierto y permanente", aseguró. Cuestionó al actual gobernador, Martín Buzzi, quien esperó al cierre del escrutinio definitivo antes de reconocer su derrota. Sostuvo que recibe "una provincia endeudada", con "problemas para pagar los sueldos y aguinaldos en diciembre".

Chubut Somos Todos transitó una campaña difícil. Primero fue el alejamiento de Sergio Massa y luego la imposibilidad de cerrar con el Frente para la Victoria, lo que lo obligó a presentarse con "boleta corta". ¿Cómo se siente después del resultado electoral?

-Siento un enorme orgullo. Tuvimos el desafío de ir con una boleta sin candidato a presidente. Nos decían que estábamos locos. Pero tenemos una sociedad informada. La gente sabe bien quién es quién y qué hizo cada uno en esta provincia. Vimos que (el electorado) se tomaba su tiempo, armaba cargos y categorías. No se dejaron llevar por tal o cual candidato a presidente. Nosotros somos un espacio político nuevo con una metodología diferente. Entre la disciplina partidaria y la disciplina desde las convicciones nos quedamos con esta última. La decisión de la gente hoy nos genera nuevas obligaciones.

 

Más allá de que tenga su propio partido, usted siempre se define como peronista?

-Soy peronista y movimientista. Claramente hay cosas del partido que yo no avalé ni convalidé en momentos históricos cuando, por ejemplo, se aplaudía a los Alsogaray. Tengo claro que no sirve la obsecuencia porque perjudica la participación. Uno termina sometido al látigo y a la billetera.

 

¿A quién prefiere como presidente después del 22 de noviembre? Esto más allá de que Chubut Somos Todos planteó que dejará esa decisión a cada elector.

-Daniel Scioli es mi amigo, eso lo sabe todo el mundo. Con Sergio Massa también tengo una buena relación y a Mauricio Macri lo respeto. Uno tiene que ser coherente. Nosotros fuimos con boleta corta, por eso creemos que cada uno tiene que votar a quien quiera. Lo que veo claramente es que la gente votó un cambio y que eso ya es irreversible. Por eso creo que hay mucho alivio después de la última elección. La gente ya tiene definido su voto.

 

¿Con qué presidente gobernaría más cómodo los próximos cuatro años?

-No se puede simplificar la relación entre la provincia y la Nación. Hay que ver lo que pasó acá: tuvimos un gobierno provincial alineado con el nacional y no sirvió. Lo que debe primar es el respeto. A partir del 10 de diciembre la situación será diferente. Desapareció la mayoría automática, lo que hará que esté quien esté se deba priorizar el diálogo.

 

¿Qué provincia recibe? Usted puso una fuerte alerta sobre el endeudamiento durante la campaña.

-Tengo a (quien fue designado ministro coordinador de gabinete) Víctor Cisterna y un equipo técnico viendo este tema. Tenemos hasta el momento una deuda censada de 6200 millones de pesos. Finalmente el viernes quedó habilitada la transición de gobierno, que es lo que corresponde. Allí tendremos un panorama más real. De todos modos, sabemos claramente que ya hay problemas para pagar los sueldos y aguinaldos de diciembre.

 

La semana pasada se enojó con el gobernador Martín Buzzi, que demoró en reconocer su derrota?

-Me sorprende lo que hizo. Armó una estrategia que no comparto. Estaba claro que la tendencia era irreversible. Finalmente el viernes a las 19 me llamó y reconoció que había perdido.

 

Durante la campaña usted hizo público su tratamiento por un diagnóstico de cáncer. De hecho hubo muchas especulaciones. ¿Cómo está hoy?

-Hicieron una campaña salvaje con cuentas truchas en redes sociales diciendo barbaridades. Me hago todos los controles y todo lo que tengo que hacer en esta etapa. Es una enfermedad que estamos combatiendo y vamos a salir adelante. (La Nación)

 

 

 

 

Valorar noticia

Otras Noticias