Economia

Kicillof: “las críticas de la UIA están basadas en equivocaciones”

“Lo que puedo decir de la reunión (que se realizó el jueves pasado) es que si había dudas genuinas fueron evacuadas, si había dudas sobre la forma de contratación, demostramos que es la misma que figura en los acuerdos con Italia y España del 87/88 presentadas por el Dr. (Raúl) Alfonsín”, agregó.
lunes, 16 de febrero de 2015 · 11:05

 

 

El ministro de Economía, Axel Kicillof, dijo ayer que las dudas de la Unión Industrial Argentina (UIA) sobre el acuerdo con China "estaban basadas en equivocaciones” y aseguró que fueron evacuadas en la reunión con mantuvieron el jueves pasado con los dirigentes empresarios.

"La UIA representa un conglomerado de empresas de distintas ramas y de diferente orientación política; había una parte que en un informe interno planteaba dudas sobre el acuerdo con China; eran todas equivocadas esas presunciones, las críticas estaban basadas en equivocaciones”, explicó el ministro en declaraciones a FM Nacional Rock.

Dijo que "era una visión con presunciones que eran equivocadas, las críticas estaban basadas en equivocaciones involuntarias o no. Había un sector de la UIA que sí eran voluntarias, para enfrentar al gobierno”.

"Lo que puedo decir de la reunión (que se realizó el jueves pasado) es que si había dudas genuinas fueron evacuadas, si había dudas sobre la forma de contratación, demostramos que es la misma que figura en los acuerdos con Italia y España del 87/88 presentadas por el Dr. (Raúl) Alfonsín, son cláusulas estándar”, agregó.

Asimismo, Kicillof señaló que "había un preocupación para que no hubiera un aluvión de trabajadores chinos. Tienen que cumplir con todos los requisitos migratorios y las leyes laborales argentinas. Si viene a trabajar un trabajador extranjero este convenio no le da una prioridad ni pone por tierra toda la modalidad laboral ni migratoria fuera del acuerdo”, aclaró.

El ministro enfatizó que "este gobierno no va a usar un acuerdo con China para desindustrializar al país”.

En este contexto, recordó que "decían que en diciembre el país iba a estar fundido, y eso no ocurrió” y observó que "el FMI no para de pifiar, con Argentina siempre se equivocan para abajo con el crecimiento. Hay una desviación ideológica para los pronosticadores porque no aplicamos el ajuste”.

"Salimos con un año récord de turismo, no quiero decir que no hay problemas financieros, la economía mundial está en un desastre, son temas que afectan a la Argentina pero ha sido un verano estupendo respecto de la capacidad de la gente de conseguir sus ingresos para disfrutar del verano”, concluyó.

LA DENUNCIA DE NISMAN

Kicillof dijo que el argumento económico que plantea la denuncia del fiscal Alberto Nisman para fundamentar el supuesto encubrimiento de iraníes en la investigación sobre el atentado a la AMIA es "un disparate”.

"La causa plantea que todas las acciones que se tomaron eran para cambiar algo que no tenemos, los granos, porque no son del Estado, por algo que no necesitamos, el crudo; es descabellado”, dijo el ministro en declaraciones a FM Nacional Rock.

Kicillof explicó que "el argumento es un disparate económico, plantea que lo que puso en movimiento ese teórico intento de encubrimiento es económico y es una estupidez porque se afirma que el Gobierno de Argentina estaba atravesando una urgencia energética, primera mentira, y que ante eso la solución era cambiar su relación con Irán y firmar un memorando para favorecer a Irán y cambiar petróleo iraní por granos argentinos”.

"Eso es absolutamente ridículo porque primero no hay una crisis energética pero además Argentina importa una serie de productos que Irán no vende, nunca se le compró petróleo a Irán pero, además, el petróleo iraní es muy rico en azufre, que no es compatible con las necesidades de Argentina y además no necesitamos petróleo crudo y los granos no son del Gobierno, son de los propietarios de los campos y exportadores, siete empresas que todos conocen, es un negocio privado”, detalló el funcionario.

Por lo tanto, consideró que "el móvil era económico pero realmente es un no problema y una no solución lo que se plantea, la causa no parece tener ningún asidero, nada de lo que se dice”.

"Se ve que hay fiscales y jueces que están dispuestos a hacer un juego de manchar y enlodar y rápidamente la prensa opositora nos declara a todos culpables”, concluyó.