Caso Nisman

Arroyo Salgado: "De ningún modo admito la posibilidad del suicidio"

La ex esposa de Alberto Nisman aseguró que el fiscal no tenía motivos para quitarse la vida. Criticó el curso de la investigación judicial. Dijo que la marcha fue "emocionante" y agradeció las muestras de afecto
jueves, 19 de febrero de 2015 · 10:10

"Por su personalidad, porque entiendo que no tenía motivos. De ningún modo admito esa posibilidad y mucho menos como se ha presentado, con un arma de por medio". Por primera vez, la jueza Sandra Arroyo Salgado aseguró en público que está convencida de que su ex marido, el fiscalAlberto Nisman, fue víctima de un homicidio.

 

Arroyo Salgado encabezó la movilización de silencio que se realizó el 18 de febrero entre el Congreso y Plaza de Mayo. Este jueves, la jueza federal aseguró que está impactada por la cantidad de personas que se sumaron a la marcha. "Fue muy emocionante y muy difícil para mí y para mi hija", admitió.

 

"Esto me genera una gran responsabilidad. Todas las expresiones de la gente, que a nuestro paso me reconocía y me manifestaba palabras de apoyo, de fuerza, de confianza en lo que yo pudiera hacer. Sin duda muchas personas no desconocen que yo pertenezco al sistema de administración de justicia y para mí es una gran expectativa por todo lo que la gente piensa en que podemos colaborar desde la querella", aseguró Arroyo Salgado en diálogo con Mario Pergolini en radioVorterix.

 

La magistrada, querellante en representación de sus hijas en el expediente judicial, deslizó alguna críticas a la investigación de la fiscal Viviana Fein. Puntualmentecuestionó que se haya realizado la autopsia sin que las partes hubieran designado a sus peritos. A modo de ejemplo, recordó que ella tomó un camino muy distinto cuando le tocó entender en el caso del ex prefecto Héctor Febres.

 

La ex mujer de Nismanadmitió que el regreso del fiscal a Buenos Aires fue intempestivo. Ella y sus hijas se enteraron el mismo domingo 11 del regreso del ex titular de la UFI-AMIA a Buenos Aires desde Europa, en donde la familia festejaba el cumpleaños de 15 de la hija mayor.

 

"Me entere ese mismo día que se iba. Después,aparentemente, (se informó que) él habría sacado pasajes el día 30, según dijo en conferencia de prensa la fiscal (Fein). Conociéndolo, convivimos 17 años, era una persona sumamente previsora", analizó.

Esavuelta al país-admitió Arroyo Salgado-generó un roce en la ex pareja, fundamentalmente porque alteraba el plan familiar y obligó a que la hija mayor del matrimonio quedara unas horas sola en el aeropuerto madrileño de Barajas: "Tuvimos un entredicho porque fue todo muy sorpresivo".

"Más allá de ejercer su vocación por la Justicia y el derecho, para mí la familia es una prioridad. Fue impactante para mí.Me dijo que se volvía por una operación de la mamá y yo le pregunté si no podía esperar. Desconozco (las razones), tal vez puedo conjeturar algunas razones, pero ese día yo no tenía claro por qué se estaba yendo", apuntó.

La marcha de la investigación también fue eje de la entrevista. La jueza Arroyo Salgado reiteró que solicitó la intervención de un veedor internacional para que el proceso se desarrolle con normalidad porque se está ante un hecho que se llevó a cabo de manera "muy sofisticada".

"Yo me vi en la obligación de pedir un veedor de la CIDH porque en esta coyuntura judicial, política y mediática no están das las garantías que requiere una investigación imparcial", argumentó.