Sociedad

La Iglesia pidió que el cambio de gobierno "no signifique una crisis, sino una alternativa normal"

La Conferencia Episcopal Argentina reclamó que la transición entre la salida de Cristina Kirchner y la llegada del próximo presidente sea sin sobresaltos. Sugirió un debate de propuestas sin agresiones
miércoles, 18 de marzo de 2015 · 15:44

Esta mañana los obispos se reunieron para la Conferencia Episcopal Argentina para presentar las reflexiones sobre el año electoral y líneas pastorales del episcopado argentino. En la misma estuvieron presentes monseñor José María Arancedo; el arzobispo de Santa Fe y presidente de la CEA, monseñor Carlos H. Malfa; el obispo de Chascomús y secretario general del episcopado, monseñor Jorge Lozano; el obispo de Gualeguaychú y monseñor Enrique Eguía Seguí, obispo auxiliar de Buenos Aires.

Allí, se presentó un documento en el que enumeran las distintas intenciones de la Iglesia en temas sociopolíticos, como las elecciones presidenciales de octubre, la inseguridad, el narcotráfico, entre otros. A través de un documento, laIglesiareclamó que los candidatos presidenciales ofrezcan sus propuestas electorales sin incurrir en agresiones y exigió crecer en madurez para que el cambio de autoridades "no signifique una crisis, sino una alternativa normal de la vida democrática". "Que se traten con respeto y cordialidadpor cuanto no son enemigos, sino adversarios circunstanciales que puedan continuar dialogando y trabajando juntos para el bien común, al día siguiente de la elección. No pedimos un imposible", subrayó.

"Las elecciones periódicas deberían ser una oportununidad para fortalecer un mayor compromiso de todos los ciudadanos con el público. El proceso electoral es una preciosa oportunidad para un debate cívico acerca del presente y el futuro que deseamos para Argentina", resaltaron.

El texto también incluyó una dura crítica al ingreso irrestricto de empleados a la planta del Estado: "Es indispensable dotar a la Administración Pública de un cuerpo profesional y permanente de funcionarios que ingresen y asciendan en atención al mérito y no a las afinidades ideológicas".

Además, en ese documento pidieron: "En temas importantes y permanentes, sea posible acordar entre distintos partidos y sectores socialespolíticas de Estado que se desarrollen más allá de los cambios de gobierno, de manera que las legítimas iniciativas que cada nuevo candidato proponga implementar no signifiquen hacer tierra arrasada y abandonar todo lo hecho hasta ese momento".

"Pensamos en algunos objetivos que deberían ser compartidos por todos, como la superación de la marginación y la pobreza extrema; la desnutrición infantil; la generación de trabajo; el respeto de los derechos humanos y la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte", detallaron.

Luego, en una conferencia de prensa posterior a la lectura del documento, el titular de la Comisión de Pastoral Social, monseñorJorge Lozano, se refirió a la muerte del fiscalAlberto Nismany pidió "alentar a los jueces para que continúen la investigación y se resuelva" el caso. "Fue un hecho muy duro", reconoció. Entre otros temas, habló de la inseguridad: "Es algo que nos conmueve a todos. Necesitamos que haya instrucción e inclusión social" y pidió no estigmatizar al pobre.

Entre los principales puntos del documento resaltan "que se pueda pensar en el largo plazo y no solamente en el rédito político inmediato"; "la elección de gobernantes no debe ser el resultado del marketing"; "por la integridad y honestidad de las personas (en relación a los políticos que usaron la función pública como un verdadero servicio"; "por la capacidad y la idoneidad para la función"; "por las propuestas e ideas" y "por la voluntad y capacidad de diálogo".

La Conferencia Episcopal Argentina, que preside monseñorJosé María Arancedo, presentó el documento "Las elecciones, exigencia de compromiso ciudadano" al término de la 170 reunión de la comisión permanente del organismo eclesiástico.