CAUSA NISMAN

Un fiscal cercano, la apuesta del Gobierno para terminar con la denuncia de Nisman

Los tiempos legales podrían provocar que la causa caiga en manos de Javier de Luca, militante de Justicia Legítima. Germán Moldes hizo hoy su última jugada para intentar evitar el fin de la investigación
miércoles, 15 de abril de 2015 · 10:19

La Cámara Federal aceptó este martes la apelación del fiscalGermán Moldespara que la Cámara de Casación revise la desestimación de la denuncia queAlberto Nismanhizo antes de morir. Aunque suene paradójico, la decisión podría haber implicado el principio del fin de la investigación: el manejo de los tiempos que hicieron losjueces Jorge Ballestero, Eduardo FarahyEduardo Freilerprovocó que el caso quede al borde de caer en manos del fiscalJavier de Luca, un integrante de Justicia Legítima que no sólo cuestionó la marcha del#18F, sino también al propio Nisman y su denuncia.

Sin razón alguna, los jueces de la Sala I de la Cámara Federal demoraron una semana un trámite que no suele tardar más de un día.Ese es el plazo que suele manejarse cuando deben resolver si aceptan o no una apelación. Cuando llegó a su despacho la apelación que el fiscal Moldes hizo para que no muriera la denuncia de Nisman, el juez Freiler argumentó problemas estomacales y dejó de ir a su despacho.

Con un llamativotiming, el magistrado regresó este martes, mismo día en que la Cámara Federal aceptó la apelación de Moldes. El voto de los tres magistrados fue unánime. Es decir que Farah y Ballestero ya tenían una postura tomada. Si con el voto de dos jueces alcanzaba para dar curso al trámite judicial,¿por qué esperaron casi una semana para hacerlo?Según publicó el periodista Joaquín Morales Solá en el diarioLa Nación, en Tribunales ven la mano del kirchnerismo detrás de la maniobra: los magistrados habrían dejado correr el tiempo para que el fiscal de turno que quede a cargo del caso sea De Luca, un conocido crítico de la denuncia de Nisman.

Pedidos de censura, recomendaciones parabajar la pena a un violador serialy duras críticas contra la marcha del#18Fson apenas algunos de los antecedentes de De Luca que inducen a pensar que terminará por archivar la denuncia de Nisman.

A quien cuestione el uso de los tiempos de los jueces de la Sala I probablemente le dirán que tal jugada no existió: este miércoles todavía está como fiscal de turnoRicardo Wechsler, un funcionario sin vínculos conocidos con el oficialismo. Pero los tiempos propios de un trámite judicial hacen muy difícil que el trámite pueda llegarle.

En una jugada desesperada, el fiscal Moldes se presentó esta mañana a primera hora para intentar lograr que la denuncia llegue al escritorio de Wechsler. Pero ni él mismo tenía muchas esperanzas de que eso sucediese. En un comunicado que entregó minutos después en la sala de prensa de Comodoro Py, Moldes explicó: "Solicité que, hallándose agotados todos los pasos procesales, se pusiera fin a toda dilación o demora injustificada y se elevase la causa HOYMISMOy sin más trámite a la Cámara Federal de Casación Penal a fin de que se diera inmediato tratamiento a ese recurso".

Pero el propio fiscal no se mostró muy optimista sobre el curso que seguirá el trámite: "Hasta aquí llegó mi responsabilidad personal y funcional en este trámite de apelación. Todo lo que tenía por decir lo dije y todo lo que tenía por hacer lo hice. Entrego la denuncia de Alberto Nisman con vida, a pesar de los redoblados y combinados esfuerzos desarrollados por ponerle prematuro final". "Creo haber cumplido con mi deber", se despidió. En pocas horas se sabrá si el fiscal Wechsler llegará a hacerse cargo del expediente o terminará en el despacho de Javier de Luca.