Politica Nacional

Islamistas volvieron a amenazar a Cristina y al jefe de la Federal

Fue a través de un correo electrónico firmado por el Estado Islámico del Sur que fue recibido por la Policía Bonaerense. “Procederemos en breve a ejecutar a un infiel”, afirmaba.
sábado, 16 de mayo de 2015 · 16:37

Buenos Aires. La presidenta Cristina de Kirchner y el jefe de la Policía Federal, comisario general Román Di Santo, volvieron a ser amenazados mediante un correo electrónico firmado por el Estado Islámico del Sur.

Así lo pudo saber NA luego de que fuentes judiciales señalaran que el pasado 3 de mayo arribó el mensaje a uno de los correos electrónicos de la Policía Bonaerense.

"Satán Cristina Fernández de Kirchner, Román Di Santo, objetivos directos para dirigir países que chocan con nuestros objetivos... Procederemos en breve a ejecutar a un infiel”, arrancó el e-mail al que tuvo acceso NA.

El mensaje agregó: "La sangre que derramarán los infieles es el éxito del Islam a nivel mundial. Estamos cerca del inicio de una nueva era”.

El correo tiene la firma del "ESIS, Estado Islámico del Sur”, que de acuerdo con lo indicado por las fuentes consultadas por NA se trataría de un grupo argentino convertido al islamismo, aunque no se descarta que sea una maniobra de contrainteligencia.

Las sospechas apuntan a Jaime Stiuso, ya que fuentes oficiales revelaron que el correo llegó el mismo día que el ex espía sacaba a sus hijas del país rumbo a los Estados Unidos y cuando se llevaban a cabo las PASO en la ciudad de Buenos Aires.

Las amenazas las investiga la Justicia federal, aunque en el Gobierno creen que podría estar ligado a una red local, porque sospechan de la forma en que fue enviado el mensaje.

Un especialista explicó que primero lo mandaron a un servidor de los Estados Unidos y de ahí fue enviado a la Argentina con el IP de la máquina oculto.

Esta no es la primera vez que Cristina de Kirchner recibe una amenaza presuntamente del Estado Islámico, ya que la misma Presidenta reveló el pasado 20 de setiembre, durante un viaje a Roma para visitar al Papa. Las amenazas, según interpretó la Presidenta en aquel momento, se basarían "en la amistad con el Papa y la defensa argentina de la existencia de dos Estados: Palestina e Israel”, dijo.