Justicia Argentina

El oficialismo pidió juicio político para los jueces que bajaron la condena de un violador

La diputada Mara Brawer, de la comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, presentó ayer la solicitud de enjuiciamiento a los magistrados Horacio Piombo y Ramón Sal Llargués, que le bajaron la condena al abusador de un nene de seis años.
martes, 19 de mayo de 2015 · 10:21

La diputada Mara Brawer, del Frente para la Victoria (FpV), pidió ayer el juicio político de los jueces Horacio Piombo y Ramón Sal Llargués, de la Cámara de Casación penal bonaerense, que le redujeron la condena al violador de un nene de seis años con argumentos que fueron duramente cuestionados por todos los espacios políticos y organizaciones sociales.

"Nadie defendió este fallo vergonzoso.Debe haber juicio político porque no podemos permitir este tipo de mentalidad", indicó Brawer en diálogo con Radio América, al precisar que ayer presentó formalmente la solicitud de enjuiciamiento de los magistrados, y agregó: "No se puede decir que a los 6 años tengan una determinación sexual". Por otra parte, la diputada aseguró que "la sociedad no tolera más estas cuestiones como el abuso y la violencia de género".

Piombo y Sal Llargués llevan años justificando violaciones sexuales a menores de edad con el mismo argumento: ellos lo consintieron. Eran nenas de comunidades "en las que el nivel social acepta relaciones a edades muy bajas", la chica tenía experiencia sexual previa y conocía sobre métodos anticonceptivos, el nene "tenía una orientación homosexual y estaba habituado a que lo abusen" y otros argumentos fueron denunciados por machistas y misóginos por diversas agrupaciones.

En el último caso se trata de un fallo sobre el abuso sexual probado a un niño de 6 años de parte de Mario Tolosa, vicepresidente del Club Florida, y se hizo conocido esta semana en los medios nacionales. Por este hecho, la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) anunció que impulsará el juicio político. No será la primera vez:en 2011, el ex diputado bonaerense del FpV Raúl Pérez ya había iniciado un pedido similar, que no fue tenido en cuenta en cuatro años.

En ese caso, el ex legislador había iniciado la demanda por un caso de un pastor evangélico, Francisco Ávalos, que había sido condenado a 18 años de prisión por "corrupción de menores", pena que los jueces Piombo y Llargués redujeron a la mitad con el argumento de que en la villa de Merlo donde las chicas vivían se aceptaban relaciones sexuales a muy baja edad. Pérez había señalado en su pedido de juicio político que la sentencia tenía un "razonamiento perverso", a la vez que advertía sobre el "grave antecedente" que podía significar ese fundamento para otras causas. Según advirtió el ex diputado, el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios bonaerense habría aceptado el pedido de jury hace un mes. Iniciado el sumario quedarían entonces 90 días para investigar las denuncias contra los magistrados.

Pero ese no es el único antecedente. En 2004, los jueces Carlos Ángel Natiello, Horacio Daniel Piombo y Benjamín Ramón Sal Llargués absolvieron a un muchacho de 20 años que había sido condenado por tener relaciones con una niña de 13, porque consideraron que la víctima ya tenía experiencia sexual previa.

También en febrero de 2011, con las firmas de Piombo y Sal Llargués –y la disidencia de Natiello–, la Cámara le redujo la condena de 24 a 16 años de cárcel a un hombre que había sido condenado por abuso sexual doblemente agravado por acceso carnal y por el vínculo en perjuicio de sus hijas. Piombo y Sal Llargués eliminaron los agravantes, entre los cuales figuraban el hecho de haber eyaculado dentro de sus hijas, poniéndolas en riesgo de quedar embarazadas o contraer infecciones de transmisión sexual, porque no había sucedido ninguna de las dos cosas.