FONDOS BUITRES

La senadora Labado explicó su voto “no positivo” al pago de holdouts

La senadora por Santa Cruz dijo que en vez de acordar con los fondos buitre, deberíamos estar denunciándolos, porque “son usureros y hacen terrorismo financiero”.
jueves, 31 de marzo de 2016 · 13:07

En la sesión        que se llevó a cabo el 30/3, con motivo del tratamiento del pago a los fondos buitre, la Senadora María Ester Labado realizó su exposición sobre su dictamen de minoría firmado solamente por ella y por el Senador Godoy por San Juan. Comenzó haciendo referencia a que era un día histórico y lamentable por lo que iba a suceder al volver a poner nuevamente al país en una situación que ya experimentamos y, en virtud de ello, enfatizó que "vamos a tratar de defender nuestro proyecto  con nuestro dictamen de minoría , con mucho respeto, con mucha convicción, pero también con mucho dolor, porque creo que el proyecto del Frente para la Victoria, encabezado por Néstor Kirchner  en su mensaje en el inicio de sesiones ordinarias, nos planteaba otras cosas para el endeudamiento, para salir de default”. Especificó que rescataba el trabajo de las comisiones donde se han podido escuchar distintas voces, tanto como las de los gobernados, ex ministros de economía, como otros especialistas, con enriquecedoras exposiciones. Rescató las coincidencias que habían tenido muchos expositores especialistas en economía y ex procuradores  en el riesgo que generaba este nuevo sistema de restructuración de deuda por el hecho de que no nos iba a hacer salir del default. Agregó que "vamos a defender este dictamen de minoría con la convicción de defender lo que se hizo, de sostener esta restructuración de deuda que se hizo en el 2005 y en el 2010, que fueron justas, equitativas, que es lo contrario a lo que hoy se pretende hacer”. Resaltó que lo que pasaría en el recinto repercutirá en el pueblo argentino, desde el más humilde (que sufrirá las mayores consecuencias) hasta los más poderosos. Además, recalcó que el proyecto pretende derogar dos leyes, leyes sumamente importantes para cualquier país que quiere restructurar deudas y hacerlo en un proceso soberano y de igualdad. Insistió en las condiciones establecidas en los anexos del articulado, donde está la diferencia de cómo se está reestructurando la deuda; enfatizó que "se pretende que este Congreso ratifique acuerdos preliminares y yo reitero esto porque para mí es muy importante darnos cuenta que ahí no están los acuerdos definitivos ¿cuánto más van a cambiar los acuerdos preliminares de los acuerdos definitivos? No nos supo decir el Ministro Prat Gay”.

Con mucho ahínco, aseguró que "nuestro país está siendo extorsionado, presionado por un juez de Nueva York, hecho gravísimo, ya que se está negociando bajo esas condiciones. Recordó que en el 2001 era un momento histórico muy conflictivo en la Argentina, con mucho conflicto social, y que en el 2003 apareció un hombre con ideas diferentes que tenían que ver con el crecimiento de la Argentina, lejos de representar ideas como la toma de deuda para pagar a deudores. Resaltó que "Néstor Kirchner, cuando le pagó al FMI, cuando realizó la primera reestructuración de deuda, pensó en el crecimiento interno, pensó en pagar con recursos propios, quería desendeudar al país, y eso fue un eje de su gestión, y eje de discurso de apertura de sesiones”.

La senadora especificó que todos los economistas y abogados no pudieron garantizar que la Argentina no va a tener nuevos juicios. Resaltó que esa situación es verdaderamente preocupante para todos nosotros, considerando que "se está jugando los intereses del pueblo argentino y el futuro del país”. No estuvo de acuerdo con la forma de resolver el pago para acordar con los acreedores externos, pero sí lo estaba con un criterio de igualdad y de justicia, y sobretodo de soberanía. La Senadora realizó varias preguntas a los senadores presentes a los efectos de ser respondidas por ellos cuando tuvieren el turno de exponer sus alocuciones, a saber "¿Por qué arreglar mejores condiciones para algunos grupos?, ¿Qué va a pasar con los que no ingresen en estos acuerdos, porque no está ingresando el total del 7 % (93% reestructuró en el Gobierno de Néstor y Cristina)? ¿Se van a generar nuevos juicios? ¿Puede el 93% reestructurado voluntariamente sentirse perjudicado y accionar legalmente? ¿Por qué derogar la ley Cerrojo y la ley de pago Soberano? ¿Por qué no suspender su aplicación para estas negociaciones que están acotadas a la sentencia del juez Griesa? ¿Por qué reconocemos honorarios y sentencias que no son ejecutables? ¿No hay aquí un perjuicio para el país? ¿Por qué ratificar acuerdos preliminares donde la cifra a cancelar no está claramente identificada? ¿Por qué avalar el dictamen legal de los asesores contratados en el exterior que se hizo después de los acuerdos preliminares ¿Por qué avalar que el gobierno nacional acordó estos acuerdos preliminares en violación a la Constitución, en violación a las leyes en vigencia que hoy pretenden derogar? ¿Por qué seguir sometidos a jurisdicción extranjera para los juicios que no están hechos? ¿Qué van a decir los 136 países de la ONU que apoyaron nuestras leyes? ¿Para qué el país debe recuperar el acceso al crédito?”, indicó el comunciado.

La Senadora enfatizó que, en vez de acordar con los fondos buitre, deberíamos estar denunciándolos, porque "son usureros y hacen terrorismo financiero”. Concluyó aludiendo a ciertos dichos según los cuales "Kirchner habría acompañado esta reestructuración”, refutándolos haciendo mención a unas palabras que el ex presidente dijera en el 2003 apelando a que no se podía recurrir al ajuste ni incrementar el endeudamiento, que no se puede pagar deuda a costa del hambre y la exclusión de los argentinos generando más pobreza y aumento en la conflictividad social; además, y con respecto a los fondos buitre, Néstor decía que "sabemos que nuestra deuda es un tema central, no se trata de no pagar, no se trata de no cumplir, no somos el proyecto del default, pero tampoco podemos pagar a costa de que cada vez más argentinos vean postergados sus accesos a la vivienda digna y al trabajo, a la educación, a la salud: creciendo nuestra economía, crecerá nuestra capacidad de pago”.

La Senadora llamó a reflexionar a sus compañeros para que voten de forma no positiva por el bien del país y reafirmó su postura de rechazo al proyecto de ley de pago a los fondos buitre.