En un ballottage, Vidal le ganaría a Cristina con más ventaja que Macri

Los argentinos arrancaron el 2019 encuestadísimos. En los primeros 20 días, ya se conocieron casi una decena de sondeos que indagan sobre distintos aspectos del año electoral.
domingo, 20 de enero de 2019 · 20:30

La mayoría coincide en destacar que la ciudadanía pone énfasis en la inflación, el nivel de empleo y el ingresos como principales preocupaciones, mientras que también destacan una persistente caída de la imagen presidencial y de la gestión de Mauricio Macri, con un pico entre octubre y noviembre y con un leve freno hacia fin de año, probablemente relacionado con la calma cambiaria, en un año que terminó con inflación récord en 27 años, recesión y caída del consumo.

Sin embargo, en un relevamiento realizado entre el 9 y el 14 de enero, la consultora de Pablo Romá Consultores detectó una diferencia significativa a favor de María Eugenia Vidal en un eventual ballottage contra la expresidenta Cristina Fernandez de Kirchner, donde la gobernadora de la provincia de Buenos Aires aventaja a la actual senadora por 48,7% contra 42%.

En la misma encuesta, el presidente Mauricio Macri también derrota a la líder de Unidad Ciudadana en un ballottagge, pero por una diferencia que es casi empate técnico, de 43,8% a 43,7%.

Esos resultados se dan en un contexto donde el sondeo muestra, además, que cuando se miden a Cristina y Macri junto a otros candidatos, el equivalente a una primera vuelta, la exjefa de Estado queda primera con 33,2, seguida del actual presidente con 30,1 y de Sergio Massa con 9,8.

Cabe acotar que hoy no hay una sola fuente de Cambiemos que diga a plena luz que Macri no será el candidato del oficialismo en octubre, pero las especulaciones sobre una candidatura de Vidal en lugar de Macri se pusieron a la orden del día desde hace un tiempo, en particular desde que la imagen de Macri comenzó a caer conforme el 2018 se fue convirtiendo crecientemente en un año para el olvido en lo económico, con la figura del jefe de Estado más deteriorada que la de la gobernadora y sobre todo cuando se puso en agenda el desdoblamiento, aún en discusión, de las elecciones bonaerenses.

Según le explicó Pablo Romá a El Cronista, los números negativos para Cristina en los mano a mano contra Macri y Vidal ponen en evidencia que existe un fuerte componente identitario antikirchnerista en un sector de la población, que se pone más en juego cuando al votante se lo confronta con esas opciones sin alternativas.

El especialista advierte que eso se verificará intensamente durante la campaña y se agravará si Cristina confirma su candidatura.

Para Romá, una debilidad del discurso ultrakirchnerista en este contexto es responsabilizar al votante por lo que le pasa con la economía, otra barrera, según el encuestador, para que sea mayor el pasaje de votantes de Cambiemos a Cristina como producto del desencanto con la situación económica. "Debe observarse que en el mano a mano Cristina crece 10 puntos pero Macri crece 14", subrayó Romá.

Según el consultor, el triunfo más holgado de Vidal en un eventual mano a mano con Cristina se explica porque los problemas de la gestión de Cambiemos están más identificados con Macri que con cualquier otro dirigente del espacio.

El sondeo de Romá abarcó, con encuestas telefónicas y metodología IVR, a una población de 16 años y más en condiciones de votar, abarcativo de la Primera y la Tercera sección electoral de la Provincia de Buenos Aires y el Interior, contemplando los tres cordones del GBA y los Partidos del Interior.

El sondeo no puso en la grilla de candidatos a Roberto Lavagna, a quien varias encuestadoras están midiendo pese a que el exministro de Economía juega al misterio y no ha hecho explícita su candidatura.

-¿Por qué no miden a Lavagna?, preguntó El Cronista.

-Seguramente lo haremos en los próximos sondeos. Nosotros venimos realizando la encuesta periódicamente y el espacio peronista no kirchnerista estuvo en nosotros representado hasta ahora por Massa.

El relevamiento también ensayó con un ballottage entre Macri y Sergio Massa, donde el resultado fue 40,6 a favor del Presidente contra 24,3 del tigrense, pero con un 35% de indecisos. "Es otra muestra de que la polarización está concentrada entre el oficialismo y Cristina", señaló Romá.

Romá Consultores realizó, en el mismo sondeo, consultas sobre el nivel de satisfacción de la gente con la gestión de Macri y de Vidal y con la imagen de ambos y la de Cristina Fernández.

Así, como dato que subraya las explicaciones de Romá sobre las dificultades del kirchnerismo para capitalizar los elementos negativos de la gestión oficial, se observa que Macri tiene más imagen negativa que Cristina, con 59,7%, aunque cayendo del 61,6 que determinó el relevamiento anterior.

Cristina, en tanto, concentra entre imagen mala y muy mala una mirada negativa de 49,2%, donde también pierde con Vidal, quien tiene una imagen negativa menos, de 46,6.

Fuente: El Cronista.