Sin respuesta de Massa, ahora el PJ sale a seducir a Lavagna

El kirchnerista José Luis Gioja, jefe del peronismo a nivel nacional, invitó al ex Ministro a competir en una PASO junto a Cristina. Urgencias electorales para ampliar el frente opositor.
miércoles, 30 de enero de 2019 · 13:25

El presidente del Partido Justicialista, José Luis Gioja, le abrió ayer las puertas del kirchnerismo otra vez a Roberto Lavagna. Sin respuesta positiva por ahora a la invitación que le cursó a Sergio Massa, el exgobernador de San Juan llamó a la unidad del peronismo y aseguró que vería con agrado la participación del exministro de Economía en una interna partidaria. “Quisiera imaginármelo jugando una interna dentro del peronismo, es el camino que tiene que seguir”, señaló Gioja.

“El tema candidaturas lo tenemos que resolver de forma inteligente. La idea nuestra es armar un gran frente, hacerlo bien democrático y consensuar. De otro modo, que cada uno dispute el espacio y participe de una gran PASO, que nos va a oxigenar a todos”, añadió.

El presidente del PJ aseguró que “no sirve” generar polos insalvables donde se pongan límites a la participación de algunos actores políticos. “Acepto que todos los compañeros tengan la ambición sana de poder ser candidatos a presidente. Pero eso se dirime en una mesa de consenso”, indicó.

“Hay que buscar la unidad mayoritaria, no excluir absolutamente a nadie, y si no hay consenso, aceptar reglas de juego para que todos puedan participar y sea la gente la que decida”, agregó. Sin embargo, el kirchnerismo aún no logra penetrar las fronteras del peronismo federal teniendo en cuenta que ni Massa ni la liga de gobernadores que encabezan Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba) están dispuestos a unirse para participar de una primaria junto a la expresidenta.

Mientras Lavagna no se define como posible candidato a presidente, en el massismo aseguran que el economista “forma parte del mismo espacio político”. Por su parte, Massa planea continuar con sus recorridas por el interior de la Argentina y prefiere no opinar sobre su eventual rival en las elecciones.

El tema Lavagna sobrevoló la cena que mantuvo esta semana Massa con el gobernador de Salta, Urtubey, con quien primero compartió un acto y luego se juntó a comer para definir asuntos de campaña. La foto de los dos dirigentes, ambos precandidatos presidenciales, se entendió como un mensaje al exministro de Economía, quien deslizó que sólo competiría si hay una lista de unidad y se cancelan las internas, algo que Massa y Urtubey no aceptarán.

En el peronismo bonaerense, el kirchnerismo también luce acotado. Si bien los intendentes del PJ atarán su boleta a la de Cristina, principal motor de votos en el conurbano bonaerense, no aceptan que el kirchnerista Axel Kicillof sea el candidato a gobernador del peronismo. El presidente del PJ bonaerense, Fernando Gray, afirmó que su aspiración es que el candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires sea “un intendente o intendenta”, al desalentar una postulación del diputado del Frente para la Victoria. “Reconocemos a los intendentes como gestores, por eso creemos que los intendentes serían los mejores candidatos a ser gobernadores”, expresó en declaraciones a Radio 10, y agregó: “Queremos que un intendente o intendenta sea gobernador de la provincia”.

De esta manera, parecen crecer las chances de los otros dos nombres que venían sonando fuerte para competir en la decisiva contienda contra la gobernadora María Eugenia Vidal: los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Verónica Magario (La Matanza). La resistencia de los jefes comunales hacia Kicillof, quien ostenta el crédito de ser el preferido de Cristina Kirchner, tiene que ver con que el exministro es un dirigente nacido, criado y formado políticamente en la Ciudad de Buenos Aires, más allá de que en la función pública le tocó tomar contacto con otros distritos.

Fuente: Ambito Financiero