Bonadio analiza mandar a juicio la causa de los cuadernos luego de su licencia

Una vez que termine estudios médicos en 15 días, el juez cerraría la investigación y se retiraría de la justicia.
jueves, 2 de mayo de 2019 · 23:07

El juez federal Claudio Bonadio analiza mandar a juicio oral la causa de los cuadernos una vez que concluya la licencia por quince días que comenzó este jueves. La elevación a juicio de la megacausa de corrupción durante el kirchnerismo podría ser el paso previo del magistrado para retirarse de la justicia.

Fuentes de los tribunales explicaron a LPO que Bonadio habría pedido la licencia (hasta el 15 de mayo) para realizarse una serie de estudios médicos a raíz de un problema de salud serio que lo aqueja. Esa sería la razón por la que el magistrado analiza seriamente retirarse en los próximos meses. Bonadio, de 63 años y más de 40 años de aportes en la justicia, inició sus trámites jubilatorios en 2017 y podría ahora acogerse al beneficio.

Antes de tomar esa decisión, el juez espera enviar a juicio oral al menos el tramo central de la investigación de los cuadernos, por la que mandó a detener a Cristina Kirchner y más de 30 ex funcionarios y empresarios, además de procesar a algunos de los hombres de negocios más importantes del país, como Paolo Rocca. Bonadio espera cerrar su ciclo judicial con la causa de corrupción más grande de la historia.

Más allá de su problema de salud, la decisión de retirarse de la justicia -si se concreta- coincidiría con el crecimiento de Cristina Kirchner en las encuestas y la chance real de que pueda volver al poder el próximo 10 de diciembre. El juez se convirtió desde la asunción de Macri en el enemigo número uno de la ex mandataria.

Una vez que se concrete la elevación a juicio se espera una avalancha de nulidades. Los distintos estudios de abogados de los involucrados creen que la causa va a terminar muy desgastada por las gruesas fallas procedimentales que cometieron Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli. En ese análisis coinciden incluso algunos colegas del juez.

La principal falla es que no se filmaron las declaraciones de los arrepentidos -como establece la ley- y varios involucrados ya denunciaron que les sugirieron direccionar sus dichos o los callaron cuando mencionaban a determinados empresarios. Además, se le cuestiona al juez el tiempo que tuvo en prisión a involucrados que claramente no presentaban riesgo de fuga o entorpecimiento. Todo eso sin contar el escándalo de espionaje que enfrenta Stornelli en el juzgado de Ramos Padilla.

Si bien en un principio Bonadio iba a ser reemplazado por Sebastián Casanello, este se excusó porque ya había sido sorteado para cubrir a la juez María Servini. La Cámara aceptó la excusación y sorteó nuevamente el reemplazo, que quedó a cargo de Ariel Lijo. De todos modos, no se esperan grandes novedades. LPO