Alberto Fernández y Sergio Massa saldrán de campaña juntos

La primera consecuencia de la conformación de una coalición entre el PJ, Unidad Ciudadana y el Frente Renovador es que los integrantes del "Frente de Todos" comenzarán a trabajar como un interbloque en el Congreso.
jueves, 13 de junio de 2019 · 10:48

Los más desconfiados quieren redactar un reglamento de funcionamiento para la Coalición para que nadie pierda identidad y haya lealtad. También un reglamento para los bloques parlamentarios. La segunda consecuencia es que aunque aún no difundirán las candidaturas que faltan Alberto Fernández y Sergio Massa planean mostrarse juntos en campaña por el país y la provincia de Buenos Aires. A juzgar por los comentarios posteriores hubo demasiada sintonía en la cumbre de este miércoles a pesar de que el propio Massa dejó abierta la posibilidad de enfrentar a los Fernández en una PASO.

Las rispideces fueron parte de las 48 horas previas al café que no fue uno sino varios. Mientras los tomaban y volvían a llenar las tazas avanzaron más allá de los papeles firmados por sus respectivos apoderados. Se empezó a bosquejar una agenda nacional, caminatas, invitaciones de varios gobernadores y se analizó cómo diversificar la campaña nacional. También pusieron la lupa sobre el último turno electoral antes de las primarias de agosto con especial foco en Santa Fe donde Omar Perotti pelea la gobernación este domingo.

Elogios a Cristina

Aunque no fue parte del encuentro de hombres el nombre de Cristina Fernández estuvo en boca de todos. Es más, hasta con elogios.  "Fue impresionante" calificó alguien la caravana de bienvenida a la ex Presidente en Santiago del Estero donde presentó su bestseller Sinceramente. Massa, dicen, asentía. Entonces hubo quien subrayó que cada uno de los presentes aportó a la unidad pero que no hubiera sido posible "sin la decisión de Cristina".

Todos coincidieron en mencionar el notorio clima de distensión en México 337, flamante búnker electoral de Fernández. Incluso entre Massa y Felipe Solá que dejó el Frente Renovador anticipadamente."Está claro que este era el camino", señaló Solá que recorrió admirado las oficinas minimalistas donde hubo una fábrica de muebles y ahora se destaca una fotografía de Alberto Fernández y Cristina Fernández en el acto que compartieron en Merlo.

Massa, que llegó 15 minutos después de las 18, dijo a Infobae que entró tan rápido que no reparó en la imagen sonriente de los Fernández sobre la pared. Antes que él habían llegado uno de sus operadores, el diputado Raúl Pérez, y los responsables de su comunicación, el catalán Antoni Gutiérrez-Rubí,  Claudio Ambrosini y Santiago García Vázquez.

Los locales fueron más. Fernández fue el último en llegar y lo hizo caminando desde la esquina de Defensa y Chacabuco mientras quedaba desprolijamente atrapado por decenas de cámaras de TV y móviles que transmitían en vivo. Lo precedieron Solá, Fernando 'Chino' Navarro, Juan Manuel Olmos, su amigo Claudio Ferreño, varios de los referentes del Grupo Callao como Santiago Cafiero, Guillermo Justo Cháves y Cecilia Todesca y en comunicación Juan Pablo Biondi y Juan Courel. También fue parte el diputado Eduardo 'Wado' de Pedro, protagonista central de las negociaciones en nombre de Máximo Kirchner.

En la próxima semana, antes de que venza el plazo legal, habrá nuevas noticias. En el Frente Renovador aseguran que hay tantas posibilidades de que Massa y los Fernández se enfrenten en una PASO como de unificar listas para todos los cargos. En ese segundo escenario el tigrense encabezaría la lista de precandidatos a diputados nacionales.

Al retirarse, el propio Massa dejó abiertas ambas posibilidades mientras en las apuestas peronistas gana la opción de unidad sin internas para ningún cargo. Sobre lo que nadie arriesga es qué pasará en Tigre donde Julio Zamora resiste y quiere reelegir: o lo convencen de bajarse, o él convence a los demás de enfrentar en una PASO a Malena Galmarini o se presenta por otro espacio. Todo lo demás ya está acordado: habrá una plataforma de gobierno con gran parte de las propuestas que hizo el Frente Renovador.

La sintonía tuvo una razón: todo había sido acordado previamente.  Hubo unos minutos a solas y varias tomas fotográficas entre los viejos aliados en su reencuentro y bromas sobre bares y restaurantes que se ofrecieron como sede para que tomaran el café. Luego los equipos de comunicación de Fernández y Massa armaron los mensajes que se difundieron en simultáneo en una prueba de lo que prometen será cotidiano y varios pidieron no olvidar el logo interactivo en lenguaje inclusivo.

Mientras tanto Máximo Kirchner seguía los avatares de la naciente coalición desde el Instituto Patria y el apoderado del Partido Justicialista Jorge Landau desde Matheu 130, desde donde avisaba a los apoderados de todo el país que ya podían ir a inscribir las alianzas en sus respectivos juzgados electorales con el nombre que se acababa de anunciar: Frente de Todos.

La rebelión de los intendentes

A pocas cuadras de la cumbre, en Bolívar casi Belgrano, unos 20 intendentes tuvieron su reunión en paralelo para hacer valer su poder territorial. Los que impulsaron la precandidatura de Martín Insaurralde y tuvieron que aceptar a Axel Kicillof y Verónica Magario pusieron condiciones para firmar la alianza. Fernando Gray, Insaurralde, Gustavo Menéndez, Mariano Cascallares, Ariel Sujarchuk, Gabriel Katopodis, Gustavo Arrieta y Alberto Descalzo entre otros exigieron poner a sus representantes en la Junta Electoral del nuevo frente en Buenos Aires al que se sumaron dos representantes de Massa. Tras varias horas de discusión hubo paz pero la discusión continuará en los próximos días cuando a cada lugar en las listas haya que ponerle nombres y apellidos. (Fuente: infobae.com)