Pinedo no buscará renovar su banca y abandona el Congreso

El senador del PRO y presidente provisional dejará la tarea legislativa tras 16 años. Evalúa un rol en el Poder Ejecutivo o en el Poder Judicial y descartó una emabajada.
jueves, 20 de junio de 2019 · 14:44

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, manifestó este jueves su apoyo a la apertura de la coalición oficialista en la ciudad de Buenos Aires y a la candidatura del diputado de Evolución Martín Lousteau para sucederlo en el Senado

"La decisión de dejar el Congreso tras 16 años es una decisión política tomada con un compromiso político que mantengo. Ocuparé un lugar que sea útil para la Argentina o volveré al trabajo privado que abandoné hace mucho tiempo", dijo esta tarde Pinedo a la agencia oficial Télam.

Pinedo se reunió este feriado con Lousteau para darle detalles sobre la tarea que le espera en el Senado en caso de imponerse en las elecciones de octubre y afirmó luego que está convencido de que el dirigente radical "enriquecerá esa función con su mirada abierta y personal".

El oficialismo confirmó anoche que Lousteau, ex embajador en Washington, será el candidato a primer senador nacional por la ciudad de Buenos Aires en representación de Juntos por el Cambio, y que la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat porteña, Guadalupe Tagliaferri, lo secundará en la lista.

Fuentes partidarias consultadas por Télam no descartaron que el futuro del histórico legislador del PRO, que ejerció durante 12 horas la Presidencia de la Nación y entregó la banda presidencial a Mauricio Macri después de que la mandataria saliente, Cristina Fernández de Kirchner, se negara a hacerlo, cumpla algún rol en el Poder Ejecutivo o en el Poder Judicial.

Las mismas fuentes rechazaron la posibilidad de que Pinedo acepte un cargo en alguna embajada en el exterior y ratificaron que su decisión "es quedarse en el país".

Si bien había manifestado su deseo de renovar su banca como senador, que concluye en diciembre próximo, su futuro político se definirá fuera del Congreso, adonde ingresó como diputado nacional del PRO en 2003, para convertirse en una de las primeras espadas del macrismo, tanto en Diputados como, luego, en el Senado.

El senador de PRO llegó a su puesto en la Cámara alta en reemplazo de Diego Santilli, cuando éste abandonó su banca para competir por la vicejefatura de gobierno de la ciudad junto a Horacio Rodríguez Larreta.

"La transformación argentina para el desarrollo requiere que cada uno aporte lo suyo, tendiendo puentes y derribando muros", expresó Pinedo en alusión a la nominación de Lousteau.

Fuente: Ambito Financiero