Luis D’Elía afuera del kirchnerismo: “Me pegaron un tiro en la nuca”

El dirigente lanzó duras críticas desde la cárcel. Acusó a Larroque y a Parrilli de prohibirlo en el “Frente de Todos”.
domingo, 23 de junio de 2019 · 20:43

Luis D’Elía está deprimido. “Es muy duro aceptar este trago amargo”, reflexionó el piquetero desde su celda en el pabellón B del módulo 1 del penal de Ezeiza. Está desconsolado: se enteró a última hora del miércoles que el kirchnerismo le prohibió participar del Frente de Todos. “Ya no es de todos. Falta uno. Falta el partido Miles”, reclamó el dirigente. Y está furioso: acusó al diputado Andrés “Cuervo” Larroque y a Oscar Parrilli, el ex secretario general de Cristina Kirchner, de orquestar su exclusión. “Si para ser kirchnerista hay que ser alcahuete como estos dos, voy a repensarme a mí mismo”, aseguró.

“Fui uno de los primeros kirchneristas en abrirle la puerta a Alberto Fernández, el año pasado. Nadie como yo le tendió la mano a la hora de olvidar viejos rencores, alguien que está en las antípodas mías. A pesar de todo eso, el miércoles mis compañeros fueron a firmar los avales, pero hablaron con Parrilli y con Larroque, y ellos, sorpresivamente, les dijeron que no querían que Miles se sumara al Frente de Todos”, relató D’Elía en su programa radial de AM 740.

“Les dijeron ‘Luis es muy autonómico a la hora de pensar´, como si el kirchnerismo fuera un paraíso de democracia interna. Larroque y Parrilli dijeron que a lo sumo nos iban a permitir adherir, cosa que por supuesto vamos a hacer. Yo no actúo por enojos ni me creo vanguardia de nada”, continuó. “Le digo a Parrilli y Larroque: la política no se maneja con gerentes, sino con compañeros. Quiero ganar con gente que piensa como Néstor y como Cristina, no como Macri”.

 

Acusado
D’Elía está detenido desde fines de febrero de este año, y también había estado preso a principios del 2018. A diferencia de otros casos de corrupción, el dirigente está condenado a tres años y nueve meses por la toma de una comisaría en el 2004.  “Quiero pedirle a los oyentes que me digan lo que tengo que hacer: sigo haciendo el programa, sigo diciendo lo que pienso, o no lo hago más”, lanzó ayer luego de conocer que su partido estaba excluido del nuevo frente K.

“En mi más absoluto estado de indefensión, desde la cárcel, siento que como kirchnerista me pegaron un tiro en la nuca. Siento lo mismo que habrá sentido Julio De Vido el día que no bajaron al recinto a defenderlo contra el desafuero. Algunos piensan que la causa de los presos políticos es piantavotos, y afea el proyecto que quieren proponer estos dos muchachos (ndR: por Alberto Fernández y Massa), que nada tiene que ver con el nacionalismo popular y revolucionario de Néstor y Cristina. Por lo pronto los convoco a todos a votar la fórmula Fernández-Fernández, pero es muy duro aceptar este trago amargo”. perfil.com