Entre Ríos: Bordet apuesta a la reelección

El mandatario ostenta el espaldarazo de su amplio triunfo en las PASO del 14-A, por 58,15% contra 33,65%. Fórmula UCR-PRO espera mejorar la performance.
domingo, 9 de junio de 2019 · 13:23

Con el viento a favor que le dan los 24,5 puntos arriba en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 14 de abril, el gobernador Gustavo Bordetapuesta a cosechar su reelección este domingo, blindado por un peronismo unido, ante el candidato de Cambiemos, el diputado nacional radical Atilio Benedetti.

El mandatario (en dupla con su ministra de Desarrollo Social, Laura Stratta) se presenta con el sello del Frente Justicialista Creer Entre Ríos, bajo el cual hilvanó la integración de 11 partidos, incluidas las expresiones del kirchnerismo. Una ingeniería que probablemente hará valer en un -a priori- esperable escenario de festejos en la noche entrerriana del domingo, como arquitectura a exportar al plano nacional, en medio de las tensiones en el armado del peronismo de cara a las Primarias presidenciales del 11-A y la general del 27-O.

"Recorrimos la provincia y lo que dicen los vecinos nos ha dejado muy pero muy conforme", dijo Bordet al emitir su voto.

En línea con el pragmatismo de otros gobernadores del PJ, Bordet apostó a provincializar la elección, por lo que quedará para el post 9-J la definición de su posicionamiento a nivel nacional, frente al lanzamiento del tándem Alberto Fernández-Cristina Kirchner y de las incógnitas que hoy representan Alternativa Federal y la postulación del líder de Consenso 19, Roberto Lavagna.

Para ello, y a tono con la multiplicidad de la integración del frente entrerriano, tiene previsto activar tras los comicios una convocatoria a todos los partidos de Creer Entre Ríos, para consensuar una postura conjunta en materia de alineamientos federales.

Frente a la votación del domingo, en el bordetismo basan su optimismo en, entre otros ejes, la buena imagen que muestra el gobernador -en base a, destacan, un modelo de gestión “basado en la producción y el desarrollo, y no en la especulación financiera, como a nivel nacional”- y en el formato de PJ unido y abroquelado detrás de su candidatura (en 2015 Bordet había triunfado ante Cambiemos por un margen más ajustado, pero con un candidato del massismo como tercera fuerza y fagocitándole parte del voto peronista).

En la otra vereda, en la Casa Rosada admiten que marcha en punta el gobernador, a tono con los triunfos hasta el momento de todos los oficialismos en el desdoblado calendario electoral 2019, lo que dibujó una cadena de once derrotas al hilo para Mauricio Macri.

Tras el duro revés en la PASO del 14 de abril (la pulseada terminó en 58,15% contra 33.65%), Benedetti coincidió con otros candidatos a gobernador de la coalición en la erosión que les generó el ropaje de Cambiemos, que los convirtió en blanco de un voto castigo contra el Presidente desde una porción del electorado.

Sin embargo, el diputado en los últimos días se mostró confiado en que ”la estabilización de la economía” moderará la nacionalización del sufragio, para concentrarse en cambio en una votación centrada en ejes provinciales.

Otros tiempos: en 2017, Cambiemos había celebrado un ruidoso triunfo en las parlamentarias nacionales, con el propio Benedetti como cabeza de lista.

Con ese telón de fondo, Bordet puso el broche final a su campaña con sendos actos con jóvenes en la costa del río Uruguay -en Concordia- y en la del Paraná, en la capital provincial.

Por su parte, Benedetti -junto a su compañero de fórmula, el intendente de Basavilbaso y titular del PRO provincial, Gustavo Hein- cerró la campaña en un club de Paraná junto al intendente radical Sergio Varisco, quien busca su reelección.

En la semana había recibido ya los respaldos in situ del ministro del Interior, Rogelio Frigerio -juega de anfitrión- y de su par de Seguridad, Patricia Bullrich.

En la polarizada elección a gobernador se definirán además 17 senadores provinciales, 34 diputados provinciales, intendentes y concejales.

Sin duda buena parte de la atención estará centrada en Paraná, donde se batirán a duelo Varisco -con el sello de Cambiemos, tras ganarle la interna al concejal Emanuel Gainza- y el actual vicegobernador de Bordet, Adán Bahl.

El antecedente de las PASO juega a favor del peronismo, de manera doble: Bahl fue el candidato a intendente más votado, y su frente -en la sumatoria de sufragios de las líneas internas en juego- cosechó más sufragios que el de Cambiemos.

La performance alimentó el sueño del PJ de recuperar la intendencia, que Varisco le arrebató a Blanca Osuna en 2015. “El mensaje ha sido muy claro: Paraná ha dicho basta, basta de estancamiento y basta de narcotráfico en la ciudad”, disparó por esas horas Bahl, en directa alusión a la causa judicial que investiga supuestos lazos de Varisco con el narcotráfico, por la cual está procesado e irá a juicio oral.

Fuente: Ambito Financiero