La Justicia vigilará los pasos de Florencia Kirchner en La Habana

Personalmente tendrá que informar de su estado de salud y de eventuales cambios de domicilio mientras permanezca en Cuba.
jueves, 4 de julio de 2019 · 10:06

El Tribunal Oral Federal 5 ordenó ayer a Florencia Kirchner, hija de los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández, presentarse cada 15 días ante la embajada argentina en La Habana, Cuba, para informar sobre su estado de salud y dar cuenta de eventuales cambios de domicilio.

La orden que deberá cumplir personalmente la hija de Cristina Fernández fue cursada en el marco de los expedientes Los Sauces y Hotesur, a través de un exhorto enviado a Cuba por medio de la Cancillería, informaron fuentes judiciales.

En estas causas, Florencia está procesada por asociación ilícita y lavado de dinero, junto a su madre y su hermano el diputado nacional y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner. 

La orden para que se reporte ante la embajada en Cuba fue tomada semanas atrás, a pedido del fiscal Diego Velazco, y se conoció horas después de que la exmandataria llegara a Cuba para visitar a su hija que se encuentra allí realizando un tratamiento médico.

Cristina pidió permiso para permanecer hasta el 10 de julio en Cuba y volverá al país para estar en la campaña para las PASO que arranca formalmente el 11 de julio. 

Florencia Kirchner, de 28 años, sufre una obstrucción linfática -conocida como linfedema- que le impide movilizarse fácilmente, según informó el abogado defensor Carlos Beraldi y los informes médicos presentados en el expediente.

La hija de Cristina está imputada en las causas Los Sauces y Hotesur, que tramitaron por separado pero se unificaron al llegar a la instancia de juicio oral y público, que aún no tiene fecha de inicio.

Ambas investigaciones se vinculan a supuestos pagos de sobornos por parte de empresarios beneficiados con la obra pública en el kirchnerismo a través de cuestionados alquileres y de uso de plazas hoteleras de propiedades pertenecientes a esas dos sociedades de la familia Kirchner.

Florencia viajó a Cuba a mediados de marzo para hacer un curso de guión cinematográfico pero durante su estadía pidió permiso para demorar su regreso y someterse a un tratamiento de salud a raíz de un trastorno de estrés postraumático, de acuerdo a lo informado por su madre y sus abogados ante la justicia.

Este miércoles, su expareja y padre de su hija Helena, Camilo Vaca Narvaja, reveló detalles de la salud de Florencia: "Ella no puede estar con Helena, imaginate lo que es eso para una madre", indicó el líder de la Agrupación Generación Patriótica en declaraciones a radio AM 990.

"Florencia tiene un linfedema que ya lo había tenido durante el embarazo, un cuadro de estrés postraumático y una depresión muy fuerte, que se agravó con toda la persecución judicial y mediática que vivió", confirmó Vaca Narvaja tal como había indicado el parte médico de la institución cubana, y explicó: "Ella no está bien. Es un cuadro complejo que tiene un tratamiento integral con acompañamiento psiquiátrico y psicológico que le están haciendo que es de toda la semana", reveló. Luego contó que no está internada, sino que se trata de un tratamiento ambulatorio ya "ella sale todos los días a la mañana y vuelve al mediodía a su casa a continuar con el reposo".