La preocupación del Fondo Monetario es política, no técnica

El acuerdo con el organismo internacional se ha cumplido en todas sus partes.Lo que no se ejecutó son las proyecciones que hizo el FMI sobre inflación y crecimiento.
lunes, 30 de septiembre de 2019 · 15:30

Después de la última devaluación y del posterior control de cambios implementado por el Gobierno nacional comenzó un debate acerca de si aún tiene vigencia el acuerdo firmado entre la Argentina y el organismo de crédito internacional.

El Fondo incluso ha llegado a demorar el desembolso de US$5.400 millones que estaba previsto que sucediera en septiembre y después de idas y vueltas y reuniones a todo nivel en Buenos Aires y Washington la nueva directiva del Fondo, encabezado por Kristalina Georgieva aclaró que "sería incorrecto afirmar que el organismo haya congelado su relación con Argentina".

El diálogo es constructivo, aclara siempre el Fondo, pero la plata no aparece. O al menos no lo hará hasta después del 27 de octubre según la mayoría de las estimaciones realizadas hasta el momento.

Con el acuerdo en una mano y las variables de la economía argentina en la otra, puede afirmarse que el resquemor del Fondo en efectuar el desembolso comprometido tiene un sesgo eminentemente político: desconoce al ganador de la partida final de octubre y las nuevas condiciones que el próximo gobierno querrá discutir para devolver uno de los mayores salvatajes que haya realizado el Fondo a un país.

Importante asistencia

En este momento 6 de cada diez dólares prestados por el Fondo, corresponden a la Argentina. Además, después de las PASO la administración de los Estados Unidos, país cuyo voto es decisivo en el board (directorio) del FMI, hizo mutis y no ha emitido comentarios de fondo sobre la situación.

Es bien sabido que Trump influyó positivamente para que el fondo acudiera al salvataje de Argentina.

Una de las primeras voces en afirmar que el acuerdo había caído fue el propio Alberto Fernández, que pidió que el Gobierno renegocie el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El candidato del Frente de Todos destacó: "El acuerdo con el Fondo está absolutamente incumplido. No se cumplieron los objetivos inflacionarios, no se cumplieron los objetivos de crecimiento, no se cumplieron ni siquiera los objetivos fiscales", señaló Fernández a los pocos días de conocerse los resultados electorales del 11 de agosto.

Un análisis más profundo muestra que este concepto no se ajusta a la realidad.

Un informe publicado por el portal Chequeado.com a través de Martín Slipczuk explica que las principales metas del acuerdo son los criterios de ejecución cuantitativos.

Estos criterios son condiciones específicas y medibles que se relacionan con variables macroeconómicas fiscales, como el déficit primario cero, es decir, que sin contar la deuda pública, el Estado no gaste más de lo que recauda; y metas monetarias, como la cantidad de reservas internacionales o el dinero en circulación.

Metas cumplidas

Los niveles de inflación y crecimiento, en cambio, son proyecciones del Fondo, no partes del acuerdo que debían cumplirse.

En la última revisión de julio último, con la que se aprobó el desembolso de US$ 5.400 millones, el FMI sostuvo que "se han cumplido" todos los criterios de ejecución de finales de marzo y los criterios de finales de junio para los que hay datos disponibles.

Es decir, en su última revisión el Fondo consideró que el acuerdo estaba cumplido.

Las revisiones son periódicas, aunque todavía no hay una fecha específica de cuándo será la próxima.

.