El peronismo se encamina a una lista de unidad para evitar la interna en las próximas elecciones partidarias

El Consejo Nacional fijó la fecha en la que se realizarán los comicios y el Congreso. José Luis Gioja y Jorge Capitanich son los dos postulantes a la presidencia.
miércoles, 19 de febrero de 2020 · 19:20

El Consejo Nacional del Partido Justicialista (PJ) se reunió este miércoles en la sede de Matheu 130 para convocar a las elecciones partidarias y ponerle fecha al Congreso partidario. El encuentro también sirvió para bajar un mensaje de unidad de cara a los próximos comicios. La intención de la mayoría de los dirigentes es que se arme una lista única.

El Congreso será en el microestadio de Ferro el jueves 5 de marzo, mientras que la elección interna tendrá lugar el 3 de mayo. El 6 de mayo asumirán las nuevas autoridades del partido y comenzará una nueva etapa del PJ, esta vez con el peronismo en el poder. El sanjuanino José Luis Gioja, actual presidente del partido, y el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, son los principales candidados a conducir el partido.

Durante la reunión, los dirigentes dejaron en claro que no hay margen para una competencia interna. No habrá elecciones reales. El objetivo es llegar a un acuerdo mayoritario y elegir una conducción que cuente con el respaldo unánime de las diferentes vertientes del peronismo.

Todos los presentes estuvieron de acuerdo en que se debe conformar una lista común. La única voz que aportó una disidencia fue la del gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Sáa, quien manifestó que las elecciones deben tener la máxima participación y que la futura junta electoral tiene que ser representativa de todos los sectores. Fue un pedido en el medio de un reclamo de unidad consistente.

“La unidad es la única fuerza para llevar adelante un gobierno que nos permita terminar con las políticas de Macri”, expresó uno de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, en un manifiesto claro sobre el camino que quieren seguir los sindicatos que integran la central obrera. En la misma línea se expresó el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, quien pidió consensuar una lista única y fortalecer la próxima conducción con un respaldo unánime. “Si se logró la unidad para la elección nacional, cómo no la vamos a lograr para conducir el partido”, aseguró.

La última elección, en la que fue elegido Gioja, ocurrió en 2016, durante el gobierno de Mauricio Macri, cuando el peronismo estaba fragmentado, motivo por el que el kirchnerismo, La Cámpora, los sindicatos y el massismo, hoy dentro del Frente de Todos, no formaron parte de la elección del Consejo. Esa situación cambiará en estos nuevos comicios. La intención puertas adentro del PJ es armar una lista con representantes de todos los sectores. El único que quedaría excluido es el Frente Renovador, que quiere seguir manteniendo su autonomía. Tal es así que hará su propio Congreso.

A partir de ahora empezarán a tallar los gobernadores, intendentes y ministros que forman parte de la vida del partido y que repartirán apoyos entre los dos postulantes. Son ellos los que tienen el verdadero peso político para inclinar la balanza e impulsar el consenso bajo la figura de uno de los candidatos.

La presencia de hoy de los principales dirigentes del peronismo a nivel nacional resultó ser un respaldo para Gioja, al que le reconocen su esfuerzo para promover la vida interna del partido y el diálogo que llevó adelante en los últimos dos años para aportar a la unidad del movimiento político. Tiempo atrás, las convocatorias a las reuniones del Consejo no tenían tantos adherentes. Una muestra de los cambios internos.

Gioja pretende continuar al frente del partido, pero no quiere participar de un enfrentamiento previo con Capitanich. No está dispuesto. Sólo seguirá si logra tener el consenso de la mayoría. En caso contrario, dará un paso al costado y seguirá en su banca de diputado. El sanjuanino tuvo una participación activa en la unidad del peronismo y hará valer sus credenciales en el juego de respaldos que aparecerá en el futuro.

Capitanich formalizó su intención de ser presidente del partido el último fin de semana. A priori aparece como un exponente renovador para la conducción del partido. Es un gobernador cercano a Cristina Kirchner que volvió a la primera línea del poder peronista después de cuatro años al frente de la intendencia de Resistencia, Chaco.

En la mesa principal del quincho del PJ estuvieron José Luis Gioja; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro; el ministro de Defensa, Agustín Rossi; el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán; el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli; el secretario general de la UOM, Antonio Caló, y la diputada nacional Rosana Bertone.

Sin embargo, los oradores fueron representantes de los distintos sectores del PJ. Gioja abrió el juego como presidente del partido y luego lo siguieron Agustín Rossi (Poder Ejecutivo), Fernando Gray (PJ bonaerense), Hugo Yasky y Héctor Daer (del sindicalismo), Cristina Álvarez Rodríguez (en representación de las mujeres del partido) y Fernando “Chino” Navarro, histórico dirigente del Movimiento Evita con despacho en la Casa Rosada, que propuso invitar a Alberto Fernández y Cristina Kirchner al Congreso del PJ y sumar a todas las fuerzas aliadas del Frente de Todos. Correr los límites.

El peronismo quiere repetir la unidad de las últimas elecciones. Evitar las internas. Buscar un acuerdo común. La fórmula ya les dio buenos resultados.

Fuente: Infobae 

Valorar noticia