Batalla campal entre carniceros y veganos frente a un frigorífico de Monte Grande

Un grupo de activistas se presentó en el lugar para despedir a las vacas que ingresaban al matadero, pero fueron agredidos por uno de los empleados y un vecino.
miércoles, 21 de octubre de 2020 · 10:33

 

Una vigilia convocada por un grupo activista en la puerta del frigorífico "El Faraón" en Monte Grande terminó en una batalla campal entre carniceros y veganos. El enfrentamiento fue registrado por algunos de los jóvenes y se viralizó en redes sociales.

El hecho ocurrió el sábado pasado. Los activistas, que fueron convocados a través de Facebook, se presentaron en el lugar para hacer una vigilia animal, cuando salió uno de los camiones con ganado lo grabaron y "despidieron" a las vacas que ingresaban a la planta.

Al tomar conocimiento de lo que ocurría fuera de las instalaciones, algunos empleados de turno del frigorífico intentaron dispersar la vigilia y echar a los manifestantes veganos. Primero lo intentaron con agresiones verbales y luego, cuando escaló la discusión, pasaron a las agresiones físicas. La justificación era que la protesta bloqueaba el ingreso de los camiones.

Según explicó Hernán, el delegado de frigorífico, su compañero respondió con golpes porque los jóvenes comenzaron a insultar."Mi compañero estaba estaba bajando la jaula con los animales y ahí se acercaron los chicos a decirle que era un asesino que como van a matar a la vaca y lo insultaron. Él no tiene nada que ver, hace su trabajo y no es ilegal. Si fuera ilegal no lo hacíamos", aseguró a C5N.

"Un vecino y un corralero fueron los que le pegaron a uno de los chicos. Yo no comparto lo que hizo, pero el chico estaba solo y se desquitó. La situación se desmadró cuando ellos comenzaron con los insultos", amnifestó el delegado. "No comparto la agresión pero tampoco comparto la manera que ellos actuaron", agregó.

En la página oficial del grupo de activistas "Verdad Animal" también relataron el episodio: "Lamentable e inesperadamente nos hemos encontrado envueltos en un situación de violencia la cual nos dejó sin palabras, llenos de impotencia, con golpes y lesiones que nos causan más dolor en el alma que en el cuerpo, porque es inmensamente más doloroso lo que les toca a los animales".