Causa Vialidad: el primo de Néstor Kirchner, desistió de sus testigos

Una exempleada de Obras Públicas dijo que las "grandes obras" pasaban por la oficina de Carlos Kirchner, lo contrario a lo que esperaba la defensaAyer, una exempleada de Obras Públicas dijo que las "grandes obras" pasaban por la oficina de Carlos Kirchner, lo contrario a lo que esperaba la defensa.
miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 00:46

El juicio oral por la causa Vialidad, el único en marcha contra la vicepresidenta Cristina Kirchner y que se lleva adelante de manera remota dos veces por semana, fue suspendido hoy porque Santiago Carlos Kirchner, primo del expresidente Néstor Kirchner y exsubsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal , desistió de los testigos a los que él había convocado. Fue luego de que la primera testigo convocada por su defensa lo terminara complicando en su declaración.

El proceso, que está en la etapa de declaraciones testimoniales pedidas por los acusados, lo lleva adelante el Tribunal Oral Federal 2 con los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso, y será reanudado el próximo lunes.

El presidente de la Corte Suprema convocó a un acuerdo extraordinario para tratar el martes próximo el caso de los jueces desplazados       

Convocada por Carlos Kirchner, en la audiencia de ayer declaró la testigo Yanina Zito, una exempleada de la Secretaría de Obras Públicas que estaba a cargo de José López, también acusado en este juicio. Según reconstruyó LA NACION de fuentes judiciales y de abogados que intervienen en el proceso, Zito declaró ayer que "las obras grandes" pasaban por la Subsecretaría de Obras Públicas, creada en 2005 y encabezada por el primo de Néstor Kirchner.

Carlos Kirchner estaba a cargo de la Subsecretaría de Coordinación de Obra Pública Federal y una parte central de su defensa se basa en sostener lo contrario a lo que afirmó la testigo: que los contratos de obras viales no pasaban por su sector. Fue a partir del testimonio de Zito que el defensor de Carlos Kirchner, el abogado Enrique Arce, desistió de los siguientes testigos: Silvia Lorena López y Sergio Eloy Domínguez, quienes también se desempañaron en la Secretaría de Obras Públicas e iban a declarar este martes.

De hecho, la testigo López estaba próxima a ingresar a la sala de audiencias en los tribunales federales de Comodoro Py -ya que el esquema mixto mediante el cual se lleva adelante el juicio establece que los testigos declaran en sede judicial y las partes se conectan por videoconferencia- pero, tras el desistimiento, la audiencia llegó a su final y la de cita quedó suspendida.

Ante la consulta de LA NACION por las razones de la decisión, el abogado de Carlos Kirchner dijo que porque la persona que seguía tenía la misma función que Zito, "quien no sabía nada" y que "no iba a aportar nada".

Atmósfera de tensión

Este juicio se da en una atmósfera de permanente tensión entre el fiscal Diego Luciani y los defensores de varios acusados. Por un lado, las defensas plantean que el fiscal hace preguntas "impertinentes" y "fuera de lugar", según dijo un abogado que interviene en el juicio a este medio. Otro abogado agregó que las preguntas del fiscal apuntan a conseguir prueba que no se habría conseguido durante la instrucción de la causa.

Y en ese punto coinciden varios abogados, que parecen llevar una estrategia conjunta para señalar supuestas deficiencias en la instrucción de la causa, a cargo del juez Julián Ercolini y los fiscales Gerardo Pollicita y Juan Ignacio Mahiques. "Había tanto apuro para elevar la causa a juicio que la instrucción de esta causa fue tan fugaz que no hay prueba, es incompleta", dijo a este medio uno de los abogados.

En esta línea, el abogado Mariano Fragueiro Frías, defensor del acusado Héctor Garro, exdirector de Vialidad de Santa Cruz, presentó un planteo de oposición a los pedidos que hizo fiscal Diego Luciani para incorporar prueba al expediente durante el juicio, sobre quien dijo que "reproduce actos de instrucción en este debate".

Fragueiro Frías se refirió a un pedido de documentación que le hizo el fiscal Luciani al testigo Carlos Costilla, hermano de Myriam Costilla, quien le vendió la firma "Kank y Costilla" a la firma Austral Construcciones, de Lázaro Báez. Varios de los defensores adhirieron al pedido de Fragueiro Frías, que deberá ser resuelto por los jueces.

Fuentes judiciales, sin embargo, dijeron a este medio que los últimos testigos que declararon y que aportaron información sobre cómo el Grupo Austral adquirió empresas que luego obtuvieron contratos de obras viales fueron de "gran utilidad".

En este juicio se juzgará si entre 2003 y 2015 se direccionaron 51 contratos de obras públicas viales a las empresas de Lázaro Báez, acusado junto a la vicepresidenta Cristina Kirchner, y al exministro Julio De Vido, entre otros. Todavía resta que el Tribunal analice el informe pericial sobre cinco de los 52 contratos de obras viales que recibieron las empresas del Grupo Báez en Santa Cruz.

Los jueces ordenaron el informe en octubre de 2018, para determinar si existieron sobreprecios en los pliegos de las obras licitadas y adjudicadas, y para evaluar si sus empresas contaban con la capacidad técnica y financiera para llevarlas adelante. Este material técnico, que tiene conclusiones disímiles, se analizará y será una gran materia de discusión en el debate.

De los 150 testigos que fueron ofrecidos por las defensas, por las querellas (Oficina Anticorrupción y Unidad de Información Financiera) y por la fiscalía, declararon menos de treinta y restan los demás, entre los cuales hay exjefes de Gabinete del kirchnerismo -Cristina Kirchner convocó al propio Alberto Fernández como testigo- y empresarios del mundo de la construcción.  Lanacion.com.ar