El ex gobernador de Santa Fé Miguel Lifschitz presentó una “desmejoría clínica” y continúa conectado a un respirador

El último parte médico indicó que se registraron “signos de inestabilidad” dentro del cuadro crítico de coronavirus que atraviesa.
miércoles, 5 de mayo de 2021 · 14:56

“Miguel Lifschitz presentó en las últimas horas una desmejoría clínica, con signos de inestabilidad, en el marco de su cuadro crítico, a causa del COVID-19 que atraviesa”, indicó el parte médico difundido hoy sobre la salud del ex gobernador de Santa Fe.

“El paciente continúa internado en sala de cuidados intensivos, recibiendo todas las estrategias terapéuticas correspondientes, contando con el apoyo de asistencia mecánica respiratorias”, agregaron desde el Sanatorio Parque, el centro de salud rosarino en el que se encuentra.

En este difícil contexto, Clara García, diputada provincial y esposa de Lifschitz, publicó un emotivo mensaje para el dirigente socialista en sus redes sociales: “#FuerzaMiguel Abrazado por tantos mensajes de respeto y cariño sé que, como siempre, estás mirando de frente estos días difíciles, para superarlos una vez más”.

El diputado provincial, de 65 años, fue internado hace poco más de dos semanas, luego de que un hisopado al que se sometió diera positivo de COVID-19, según él mismo contó en aquel momento a través de las redes sociales.

“Ayer comencé con algunos síntomas y hoy me hice el test de COVID-19 y me dio positivo. Estoy bien en general. Por unos días estaré aislado”, anunció el 12 de abril pasado en su cuenta de Twitter.

A pesar de que al comienzo de la enfermedad su estado de salud era bueno, hace algunos días el Sanatorio Parque precisó, mediante otro comunicado, que su estado de salud se había agravado “debido a una desmejoría de su cuadro pulmonar”, por lo que el legislador comenzó con “asistencia mecánica respiratoria, recibiendo todos los soportes terapéuticos correspondientes”.

Fue por esta razón que el equipo médico del establecimiento decidió trasladarlo de la sala común donde se encontraba hacia la Unidad de Cuidados Intensivos, para así también tener un mayor control de su evolución.

Una fuente cercana al político reveló en ese entonces a Infobae que LIfschitz se encontraba en coma farmacológico porque “con el respirador es necesario dormir al paciente para que no compita con el sistema”, aunque agregó que “estaba con buen ánimo y entendió perfectamente la necesidad” de este procedimiento, ya que “venía de varios días necesitando más oxígeno y bueno, no había otra cosa para compensarlo”.

El actual presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe había cursado la primera etapa de la enfermedad en su domicilio de la ciudad de Rosario, donde permanecía aislado desde que se hisopó. En sus últimas actividades políticas, Lifschitz, había dirigido recientemente una sesión extraordinaria que se realizó en el recinto que, al igual que ocurre con el Congreso Nacional, se llevó adelante de manera mixta, con algunos legisladores presentes en sus bancas y otros, conectados al debate de forma virtual.

Según se informó oficialmente, durante aquella jornada parlamentaria se analizaron aspectos relacionados a la situación epidemiológica por el COVID-19 y se presentaron diferentes propuestas vinculadas al plan de vacunación.

Antes de eso, había encabezado una recorrida por diferentes partes de su provincia que comenzó con una visita a la ciudad de Las Parejas, ubicada en el departamento de Belgrano, a unos 98 kilómetros de Rosario, donde conoció las instalaciones de las empresas Apache y Caimán, además de pasar por el Club Argentino.

Por su parte, la esposa del ex gobernador, Clara García, se recuperó favorablemente tras haberse contagiado también de coronavirus.

Fuente: Infobae