Básquet Liga Nacional: coronavirus explotaron las burbujas, hay casi 20 contagiados y otros tantos sospechosos

Gimnasia de Comodoro y Argentino de Junín tienen 9 y 8 positivos de Covid, respectivamente, pero no son los únicos. Este sábado se siguió jugando: todos los partidos del domingo quedaron suspendidos.
sábado, 14 de noviembre de 2020 · 23:28

Después de registrarse un contagio de Covid-19 en la semana (Diego Romero), este sábado explotaron las burbujas de la Liga Nacional de Básquet. A través de sus redes sociales, Gimnasia de Comodoro Rivadavia, equipo del jugador que había contraído el virus, comunicó que ocho miembros de su delegación también dieron positivo. Argentino de Junín, en tanto, confirmó también ocho casos; fuentes consultadas por este medio dan cuenta también de uno en Bahía Basket, aunque hay versiones de que serían más.

Los jugadores de Gimnasia contagiados son Juan Manuel Rivero, Jonatan Treise, Sebastián Orresta, Bernardo Barrera, Franco Giorgetti, Miguel Ruíz y Franco Ferraría. Además, el utilero Marcelo Guitín también tiene Covid. De ellos, sólo Rivero y Giorgetti presentaron síntomas leves, mientras que el resto por ahora es asintomático.

En Argentino, en tanto, contrajeron el virus Juan Cangelosi, Agustín Cavallín, Jonatan Slider, Mauro Araujo, Agustín Pérez, Juan Ignacio Laterza, Antoni Vicens y Enzo Filippetti.

Esta mañana los resultados arrojaron que Juan Manuel Rivero, Jonatan Treise, Sebastián Orresta, Bernardo Barrera, Franco Giorgetti, Miguel Ruíz, Franco Ferraría y el utilero Marcelo Guitín dieron positivo a Covid 19.

Los mismos determinaron que hay   jugadores como positivos de Covid-19 a saber:

Juan Cangelosi

Agustín Cavallín

Jonatan Slider

Mauro Araujo

Agustín Pérez

Juan I.Laterza

Antoni Vicens

Enzo Filippetti

El Comité de Crisis conformado por la Asociación de Clubes y la Confederación Argentina se reunió en la mañana de este sábado con la presencia del presidente de AdC, Gerardo Montenegro, y el director de competencias de la misma, Sergio Guerrero; el titular de la CABB, Fabián Borro; el presidente de la Asociación de Jugadores, Michael Stura; y el consultor médico Diego Grippo, titular de la Comisión Nacional Antidopaje que encabeza la pata médica del Comité.

Tras dicha reunión, se tomó la determinación de aislar completamente a las delegaciones de Gimnasia y Argentino y realizar hisopados a todos los integrantes de las "burbujas" para luego de obtenidos los resultados, dictaminar cómo se continuará la Liga.

Para entender la más que posible relación entre los contagios en cadena, hay que recapitular los hechos de los últimos diez días.

El miércoles pasado (11 de noviembre), Romero recibió el resultado positivo de su test de coronavirus hecho el martes. Por propia determinación, el pivote había decidido recluirse en su habitación (le tocaba dormir solo porque el compañero que tendría venía del exterior y no había llegado a Argentina) desde la madrugada del domingo, ante los primeros síntomas.

El jueves anterior (5/11), tanto él como sus compañeros habían sido hisopados, pero entonces todos los resultados fueron negativos. El viernes 6, Gimnasia y Romero jugaron ante, precisamente, Argentino de Junín. El sábado 7, el equipo de Comodoro se enfrentó a Hispano Americano y los juninenses se midieron con San Lorenzo.

El martes 10, Hispano jugó con el club de Boedo, Argentino chocó con Peñarol y Gimnasia, con Bahía Basket. El miércoles, los bahienses tuvieron duelo con los sanlorencistas y Gimnasia ante Boca.

De repente, todos esos equipos tienen casos confirmados, por confirmar o jugadores con síntomas (afortunadamente, en ningún caso son graves).

Esta misma mañana de sábado, Boca le ganó a San Lorenzo 82-63, Hispano empezó a jugar con Obras a las 14 y la programación del resto del día indicaba que Peñarol debía jugar con Bahía a las 21.30, aunque por la tarde se confirmó que ese partido se pasa para el lunes a la misma hora.

Argentino-Platense y Gimnasia-Ferro fueron cancelados debido al aislamiento de los dos equipos con brotes, otorgándosele a sus rivales una victoria por 20 a 0.

En toda esta situación se descartó el denominado "período de incubación", es decir el tiempo que pasa entre que se contrae el virus y aparecen (si es que lo hacen) los síntomas. El mismo puede durar entre 1 y 14 días, por lo que se pide a quienes estuvieron en contacto con un caso positivo, que se aíslen durante dos semanas.

¿Por qué se jugaron los partidos, entonces? Según le explicaron desde el Comité de Crisis a este medio, se siguieron las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación respecto a la consideración de "casos estrechos". Los mismos, explican, se producen cuando hay una distancia menor a 1,5 metros durante 15 minutos o cuando se comparte un ambiente sin ventilación durante dos horas. 

En ese sentido, la Liga no hizo más que seguir las pautas gubernamentales. Se privilegió esa consideración médica oficial por sobre la determinación de otros certámenes que funcionarían como referencia, como la Liga ACB de España, en la que hubo partidos inmediatamente suspendidos con sólo un caso en alguno de los equipos.

Pero vale preguntarse: ¿Duraron o duran las cenas o almuerzos de los equipos en los salones de los hoteles, con al menos cinco jugadores en la misma mesa, menos de 15 minutos? 
Según habían manifestado varios jugadores bajo reserva de nombre en una nota publicada en Clarín el pasado lunes, las condiciones de la burbuja estaban lejos de ser las ideales, con fallas claras en la organización y errores en la aplicación de los protocolos, y también algo de falta de cuidado entre las propias delegaciones en casos menores.

En las últimas horas, según el medio 24 segundos, Nicolás De Cunto, utilero de Argentino, se descargó fuertemente en las redes sociales. "Cuando hay plata de por medio y no importa la salud de las personas, te das cuenta la clase de gente que hay detrás de todo este circo y todo este negociado", escribió en su cuenta de Facebook según reprodujo el sitio correntino.

Tras el partido entre Boca y San Lorenzo, Adrián Boccia, símbolo del Xeneize, expresó ante UcU TV: “Esto en ningún momento fue una burbuja, es una concentración, y en este momento hay miedo por tantos casos. Hemos visto un montón de situaciones, no se está haciendo una burbuja como se nos había dicho en un principio. Si pedimos que vuelva la Liga, el Federal, tenemos que hacer las cosas bien; no vale decir las cosas de la boca para afuera. Si hacemos burbuja, hacemos burbuja todos y hay que mantenerlo a rajatabla” clarin.com