La Liga Nacional de básquetbol comenzará con dos “burbujas” en Córdoba: del hotel a la cancha y de la cancha al hotel

La idea es arrancar en noviembre en la capital provincial y en Villa Carlos Paz, con protocolos estrictos de aislamiento. Esperan el OK para los entrenamientos al aire libre.
miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 22:10

La Liga Nacional de Básquet va aclarando su horizonte. Con la intención firme de parte de los directivos y la ilusión de los jugadores de volver a competir en noviembre, se definió que el regreso del campeonato se produzca en el formato “burbuja” e íntegramente en Córdoba. Mientras se espera el OK de Santiago Cafiero, jefe de Gabinete, para autorizar los entrenamientos al aire libre, tema hablado con los Ministerios de Salud y de Turismo y Deportes.

Pese al interés de varias localidades por albergar el retorno de la máxima categoría, finalmente fue triunfo para una provincia que ahora, al mismo tiempo, tendrá la responsabilidad de estar a la altura de la propuesta, para cuya oficialización sólo faltan las firmas autorizantes de Cafiero y de Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes.

Pese a que todo estaba (y está) por confirmarse, el formato ya estaba instalado entre los dirigentes desde hacía varias semanas y tanto ellos como un buen número de municipios del país se movieron pensando en albergar el certamen.

Santiago del Estero (casa de Quimsa, uno de los habituales candidatos), Mar del Plata (hogar de Peñarol), San Nicolás, Corrientes e incluso Buenos Aires (sede de Boca, San Lorenzo, Ferro, Obras y el vecino Platense) habían surgido como alternativas.

Sin embargo, como en principio informó Mundo D, terminó imponiéndose el terruño cordobés y por duplicado: se quedó con ambas burbujas, las de la Conferencia Norte y Sur, que tendrán cada una diez equipos.

Una cuestión prueba tanto el peso de Fabián Borro, presidente de la CABB desde diciembre del año pasado, como la mancomunión que ahora reina entre esa entidad y la AdC, algo que fue muy difícil de lograr durante la gestión de Federico Susbielles, donde los dos entes apenas trabajaban juntos en cuestiones estrictamente necesarias.

“Fabián es nuestro líder y la decisión de volver, así como de hacerlo con este formato, fue exclusivamente de él”, le asegura a Clarín Juan Manuel Cavagliatto, vicepresidente de la AdC y responsable del básquet de Instituto de Córdoba. “Él nos pidió gestionar las posibilidades”, agrega.

“Cada uno en su lugar empezó a comunicarse con intendentes y jefes de Deportes de las ciudades para ver si se podía llevar a cabo -explica el dirigente de la Gloria- y, gracias a Dios, Héctor Pichi Campana (titular de la Agencia Córdoba Deportes) me brindó todo su apoyo, al igual que la intendencia, y las autoridades de Carlos Paz nos hicieron propuestas muy buenas, a la altura de lo que necesita la elite del básquet argentino”.

Incluso los funcionarios se pusieron en comunicación directa con los gestores de los dos hoteles en que se llevarán a cabo las burbujas. Uno será el más grande de Carlos Paz y el otro, uno de los más grandes de la ciudad capital. Los clubes deberán pagar los alojamientos, que se extenderán al menos hasta mediados de diciembre.

En ambas instalaciones, cerradas al resto del público, estarán los diez equipos que participen de cada zona. Está claro que no existe una infraestructura como la estadounidense, que le permitió a la NBA aislar a 22 equipos y, al cabo de pocos días, no reportar más contagios de Covid-19 incluso hasta hoy.

Por eso el espejo más “cercano” es lo que se hizo en España para la disputa de la fase final de la última Liga ACB. “Tenemos claro que acá podemos aspirar a tener una ‘casi burbuja’”, reconoce Cavagliatto. 

“La búsqueda de hoteles de gran tamaño, con capacidad de alojamiento pero también infraestructura de primera, además de permitir que todos los equipos estén alojados en el mismo lugar, también tiene que ver con que queremos ofrecerles un espacio que no los obligue a vivir 40 días encerrados en una habitación”, explica el vice de AdC.

De los hoteles, los jugadores sólo saldrán para entrenarse y jugar. Los partidos se llevarán a cabo en los estadios Arena Carlos Paz, recinto municipal, y Ángel Sandrín, la cancha de Instituto.

El primero, inaugurado hace apenas un año, ya recibió partidos de la Liga Nacional y se construyó con un concepto similar al Dow Center de Bahía Blanca. Si bien no llega a ese nivel, tiene las comodidades necesarias como para recibir partidos sin problemas. Para entrenarse, en tanto, aseguran que habrá otros dos estadios de la zona a disposición.

El segundo de los espacios se caía de maduro porque como Instituto ha venido jugando torneos internacionales en los últimos años, las instalaciones están al día con las normas FIBA requeridas para albergar esa clase de eventos.

Para Córdoba y Carlos Paz, si bien el certamen no moverá demasiado dinero ni turismo, porque la Liga ni siquiera recibirá público, se trata de una apuesta estratégica: poder organizar con éxito un evento de esta magnitud en plena pandemia sería un espaldarazo de gestión para futuros acontecimientos.

Cómo se jugará la Liga

La Liga se jugará sin público y tendrá una primera fase en la que cada equipo disputará 18 partidos (dos veces con cada rival de zona) y los cuatro mejores se clasificarán a un cuadrangular que se desarrollará del 11 al 13 de diciembre. Primeros y segundos se ganarán el derecho a disputar la última ronda, del 18 al 20.

La segunda fase quedará para el próximo año y, comprensiblemente, no tiene definiciones sobre cómo se disputará. El comité de Crisis conformado a partir de la llegada de la pandemia a Argentina, encabezado por Diego Grippo (ex médico de la Selección y titular de la Comisión Nacional Antidopaje), trabaja en la conformación de los protocolos necesarios para definir cómo serán los traslados, entrenamientos y personal afectado a esta primera parte de la Liga.

Cavagliatto, como dirigente de club, de la Asociación y cordobés, elige la cautela y es realista: “La idea es que se hagan todos los estudios necesarios y que no entre nadie contagiado, pero tenemos que ser respetuosos de esta pandemia”.

Y completa: “Vamos a tratar de demostrar que estamos a la altura de un evento como éste sabiendo que se puede complicar, porque todavía nadie le ha dado en la tecla a esto. Lo que sí podemos asegurar es que seremos responsables”.

​​El reclamo que persiste

Pese a que la semana pasada se había celebrado, desde los distintos estamentos del básquetbol local, la novedad de que se autorizarían los entrenamientos al aire libre con el visto bueno de los ministerios de Turismo y Deportes y Salud, todavía no se dio.

Según indican fuentes de la Liga, resta que Santiago Cafiero, jefe de Gabinete, firme la autorización​ correspondiente, que ya cuenta con el OK de Lammens y de Ginés González García, ministro de Salud.

Este miércoles, el colectivo de basquetbolistas, con la Asociación​ de Jugadores a la cabeza, pero también otros sectores como el de los árbitros, volvieron a instalar el reclamo para que se cumpla lo acordado en su momento.