En la previa de Argentina Paraguay Chilavert habló sobre "Dibu" Martínez y sus locuras

El histórico exarquero paraguayo analizó las tácticas del arquero de la Selección Argentina a la hora de los penales y halagó al argentino.
miércoles, 6 de octubre de 2021 · 22:25

En la antesala de lo que será el enfrentamiento entre la Selección Argentina y Paraguay por las Eliminatorias Sudamericanas, el exarquero paraguayo José Luis Chilavert dialogó con Líbero y analizó al arquero argentino Emiliano Martínez, a quien halagó en cuanto a sus habilidades y, sobre todo, por su trabajo psicológico con los rivales en los penales: "Me parece perfecto lo que hace".

"Es un arquero fantástico, reúne todas las condiciones y por algo está en el arco de la Selección Argentina. Tiene buena estatura, buena prestancia, es sobrio, es sólido y la parte psicológica la maneja muy bien", comenzó analizando el histórico exarquero de Vélez.

Al ahondar sobre las "locuras" de Dibu en los penales, Chilavert aseguró que está de acuerdo con las herramientas que usa el argentino para desconcentrar a sus rivales, algo que ha generado polémica en la Premier League en las últimas semanas. "¿Por qué un arquero se tiene que quedar entre los tres palos esperando que lo fusilen? Es una herramienta, un arma más que uno tiene y me parece perfecto. Le salió muy bien contra Colombia y contra el equipo de Cristiano Ronaldo", sostuvo.

"Lo fundamental es que uno lo tiene que sentir. Con Emiliano, lamentablemente para él, existen las cámaras y los micrófonos, algo que en mi época no estaba sino, nos echaban a los dos segundos. Nos decíamos de todo", añadió.

Justamente para explicar que lo que hace Martínez es algo muy común, Chilavert rememoró una situación que vivió ante René Higuita, otro histórico exarquero de la selección colombiana: "En el año 1989, en un partido Paraguay-Colombia empatábamos 1-1. Minuto 92 nos dan un penal y nadie de mis compañeros quería patearlo por la responsabilidad que generaba. Corrí desde mi arco y le dije al técnico que lo pateaba yo, siendo muy joven. Acomodé la pelota y viene René, quien hoy es amigo mio, y me dice: 'Me pateás a la derecha y te lo atajo, estás asustado'. Yo tenía que ser más rápido que él y me empecé a reír. Cuando me preguntó de qué me reía le dije: 'Por fin encontré al hombre más feo que yo'. Lo rompí. Rompí la parte psicológica, le pateé cruzado y le hice el gol".