Pasacalles, afiches y caravanas de hinchas de Boca por el décimo aniversario del descenso de River

Hoy se cumplen 10 años del histórico retroceso de categoría del Millonario y los fanáticos xeneizes no dejaron pasar desapercibida la fecha.
sábado, 26 de junio de 2021 · 18:41

El 26 de junio de 2011 fue una fecha histórica para el fútbol argentino. Por primera vez en la historia River descendió de categoría tras caer en la Promoción contra Belgrano de Córdoba en una serie en la que gozó de ventaja deportiva pero siempre lo tuvo abajo en el tanteador global. El Pirata se impuso 2-0 como local y luego, en el Monumental, el Millonario estuvo 1-0 arriba pero los cordobeses igualaron un encuentro que no llegó a terminarse por los disturbios generalizados en las tribunas locales. Los hinchas de Boca, a diez años del desgraciado episodio riverplatense, lo celebraron en las calles.

Muchísimos fanáticos burlaron las restricciones por el coronavirus y se reunieron para cantar, festejar y lanzar pirotecnia por el aniversario que pasó a ser fecha emblemática en la Ribera. Hubo pasacalles en toda la Capital Federal y alrededores, mientras que se llevaron a cabo algunos “velatorios” callejeros y se pegaron afiches que rezaban: “A 10 años de tu Belorio” e “Y todavía no me dijiste ¿qué se siente? Esa mancha no se borra nunca más”.

En el barrio de La Boca, más precisamente en las calles aledañas a la Bombonera, hubo bombos, platillos y trompetas para entonar la canción xeneize más célebre (con la melodía del tema Bad Moon Rising de la banda norteamericana Creedence) desde el descenso del rival de toda la vida: “River, decime qué se siente, haber jugado el Nacional, te juro que aunque pasen los años, nunca nos vamos a olvidar, que te fuiste a la B, quemaste el Monumental, esa mancha no se borra nunca más. Che, Gallina sos cagón, le pegaste a un jugador, qué cobardes los Borrachos del Tablón”.

Al mismo tiempo, en una de las arterias que tiene acceso al estadio Monumental, un grupo de hinchas con insignias de Boca cortaron la circulación de vehículos quemando algunas gomas, arrojando globos negros y petardos y fuegos de artificio. Por este motivo el tránsito en la zona estuvo detenido varios minutos y generó demoras.

Los simpatizantes boquenses se las ingeniaron para eludir los controles y se expusieron al riesgo del contagio del COVID-19 con tal de cargar a su clásico oponente, a 10 años del descenso de River.