BUENOS AIRES

Estaba prófugo por golpear, drogar y darle comida para perros a su hijastra de 5 años: fue detenido

El sospechoso tiene 35 años y también se lo acusa de intentar asfixiar a la nena con una almohada. Lo atraparon luego de haber pasado cuatro meses prófugo.

Redacción Nuevo Día
Redacción Nuevo Día
eldiarionuevodia@hotmail.com

Un hombre que llevaba cuatro meses prófugo fue detenido este sábado, acusado de golpear a la hija de cinco años de su pareja y obligarla a consumir drogas y comida para perros.

Se trata de José Luis Sánchez, de 35 años, quien cayó en un allanamiento en la casa de una tía en la localidad bonaerense de Zárate.

El sospechoso fue hallado luego de un trabajo por parte de investigadores de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón, junto con los fiscales de la UFI 5, Claudio Oviedo y Mariana Monti.

"Al momento de ser detenido dijo que estaba pintando esa casa. En realidad, era su escondite", confió una fuente con acceso a la investigación.

De acuerdo con el parte policial, Sánchez le ocasionó a su hijastra "lesiones múltiples" y obligó a la menor "a ingerir comida para mascotas, marihuana, cocaína, e incluso intentó causarle la muerte al colocarle una almohada sobre el rostro".

Drogas, comida para perros y golpes: el horror que vivió una nena de 5 años con su padrastro

Todo comenzó los últimos días de enero, cuando la nena ingresó a la guardia pediátrica del Hospital del Bicentenario, en Ituzaingó, partido donde residía ella, su hermanito de seis años y la madre de ambos.

Los médicos que allí la atendieron visualizaron inmediatamente los golpes y, tras realizar otros análisis, detectaron que tenía cocaína y marihuana en sangre. Bajo ese cuadro, decidieron su traslado al Hospital Héroes de Malvinas de Merlo, donde pasó varios días internada.

Fue la abuela de la menor quien, tras el episodio y la indecisión de la progenitora, radicó la denuncia contra el acusado en la Justicia de Garantías de Morón.

Todo ocurrió en la casa de Sánchez, situada sobre la calle Pergamino al 2100, en Merlo. La niña se encontraba allí porque su madre había ido a visitar a su pareja. En el momento del ataque estaba durmiendo en una de las habitaciones.

En ese momento, los investigadores mencionaron que el sospechoso también había golpeado y empujado al hermano de 6 años de la víctima porque "lo sorprendió cuando ingresó a una de las habitaciones e intentaba ponerle una almohada en la cara a la nena". (TN)

Esta nota habla de: