Echaron de una clase virtual a un alumno por no tener señal para prender la cámara

Ocurrió con un alumno que cursa el primer año de Ingeniería Mecánica de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE). Se viralizó el momento.
lunes, 19 de octubre de 2020 · 08:22

Un alumno del primer año de Ingeniería Mecánica de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) fue echado de una clase virtual por haber apagado su cámara mientras la profesora llevaba adelante la clase.

Según manifestó el joven de 19 años, había salido de su casa y estaba en la calle intentando tener señal y así no perder la cursada.

El estudiante se llama Brian Pereson y vive en un pueblo santafesino donde la conectividad tiene fallas constantes. De hecho, había montado una entena para tener mejor señal y seguir estudiando.

El momento se viralizó en las redes tras la publicación del periodista correntino Pablo Miguel. Se observa el accionar de la titular de la materia Claudia Durnbeck y de su ayudante Danilo Reynozo, quien dio aviso que algunos estudiantes habían pagado la cámara. En ese interín, mencionaron a Pereson.

Los argumentos del estudiante no fueron escuchados. Inclusive, Reynozo lo interrumpió y lo acusó de haber puesto una imagen. Pereson prendió la cámara de su celular y le dijo a Durnbeck que la había apagado porque no tenía dónde apoyar el teléfono y tomar apuntes debido a que estaba en la calle. Los docentes insistieron en su postura, lo echaron de la clase y le pusieron ausente.

La Universidad había reconocido días atrás el esfuerzo de Brian
El caso del alumno santafesino fue motivo de una entrevista en la propia web de la universidad. Le hicieron un reportaje en la cual narra sus vivencias y sus esfuerzos para hacer frente a los estudios mientras vive en el campo.

En esa nota, el joven explicó que por la pandemia decidió regresar a Lanteri, una pequeña localidad de tan solo 2500 habitantes, situada en el noreste de Santa Fe, a 374 km de la capital provincial.

“El principal problema era la conectividad a Internet, no solo por el costo del uso de datos sino principalmente por la falta de señal o directamente la nula conectividad”, contó Brian en la nota que publicó la UNNE.

“No teníamos prácticamente señal, y levantar la antena nos ayudaría a lograr algo de conectividad, al menos para bajar y enviar actividades”, se explayó el estudiante.

“Al principio del aislamiento era complicado moverse al pueblo por los controles en rutas y caminos, luego podía justificarse”, recordó. Consultado por los exámenes virtuales, explicó que buscó “comprar muchos datos” para asegurarse que la conectividad no se corte.

“No era esta mi idea de Universidad pero es la que nos toca y debo cumplir. Pese al sacrificio me estoy adaptando muy bien, aunque estoy ansioso por las clases presenciales pues sé que podré aprender y dar aún más en esa modalidad”, concluyó Brian.