Coronavirus: Argentina duplicó la mortalidad en los últimos 31 días

Este indicador despertó preocupación en la reunión de expertos que asesoran al Presidente. A nivel mundial, es el 11º país en muertos por millón de habitantes.
viernes, 23 de octubre de 2020 · 08:19

A siete meses y medio del primer fallecido por coronavirus en el país, Argentina llegó a 27.957 muertos. Esta cifra equivale a una mortalidad de 627 fallecidos por millón de habitantes, el doble que hace un mes. Este es el indicador más relevante que se toma en cuenta a nivel internacional. Según estos datos del último parte oficial del Ministerio de Salud de la Nación, nuestro país se ubica 11 en una lista de 150 países que tienen una población superior al millón de habitantes.

Este valor de mortalidad es mayor al de otros países como Italia, Francia, Suecia y Colombia, de acuerdo a la base de los datos que actualiza diariamente la Universidad Johns Hopkins, de Estados Unidos, una de las fuentes más confiables en datos mundiales de la pandemia.

El aumento de la mortalidad en las últimas cuatro semanas fue una de las preocupaciones y encendió alarmas en la reunión virtual de expertos que asesoran a Alberto Fernández, con el ministro de Salud, Ginés González García. El encuentro tuvo lugar el miércoles de cara a la extensión de la cuarentena que se vence este domingo.

Esa preocupación también fue compartida en la videoconferencia del Presidente con 8 gobernadores de ayer para evaluar la situación sanitaria en sus provincias. El anuncio de la nueva prórroga se haría desde Misiones hoy, donde el Presidente trasladó su agenda. La elección del lugar no sería casual ya que es la segunda provincia con menos contagios -apenas 207- y solo 4 muertos hasta ahora.

En Argentina, la tasa de letalidad - que mide los fallecidos con relación a los casos detectados con COVID-19 - es de 3%, cuando hasta fines de septiembre era de 2%. Significa que de cada 100 contagiados, en Argentina mueren 3 personas. El valor se corresponde con la media mundial y ubica a nuestro país en el puesto número 49 por debajo de México, Italia, Suecia, Inglaterra, Bélgica y Francia, entre otros.

Con este valor podría decirse que, hasta ahora, el sistema sanitario respondió bien, aunque este indicador está estrechamente vinculado a la cantidad de tests para identificar a las personas contagiadas. Con 60.414 test por millón de habitantes, Argentina sigue estando muy por debajo de países como Dinamarca, que registra 820.000 sobre esa misma base poblacional.

Más allá del crecimiento sostenido de los contagios y fallecimientos, el Gobierno sigue en una defensa férrea de las medidas de aislamiento tomadas, y asegura que la situación hoy, de no haberlas dispuesto, sería mucho peor. Busca también contrarrestar las críticas por haber decretado una cuarentena estricta que se prolonga en el tiempo y ya cumplió siete meses, la más extensa a nivel mundial. El hartazgo social y una crisis económica sin precedentes generados coinciden con un pico de nuevos contagios récord. Según el último parte diario oficial, se reportaron 16.325 nuevos casos y 438 fallecidos, que si bien no superaron el pico de 515 informados el 9 de octubre, es una cifra que casi duplica los registrados en el parte oficial de un mes atrás.

Esta situación epidemiológica compleja hace prever pocos cambios en el anuncio de hoy respecto a las actuales limitaciones a la movilidad y actividades, y probablemente se mantengan las fases más restrictivas.

“Si nosotros no hubiéramos hecho la cuarentena inicial, las consecuencias serían terribles, porque estaríamos en situaciones que nunca quisimos. Habría gente que no hubiese podido ser atendida con una tasa de mortalidad mucho mayor. Cosas que indignan a una sociedad: como que alguien pueda morirse sin tener la asistencia que se merece”, afirmó González García esta semana.

Desde su cartera insisten en que “el sistema sanitario no colapsó”, aunque admiten “debilidades estructurales y de personal sanitario en algunas provincias”. También destacan el refuerzo del Plan Detectar Federal en el interior, para el que se destinaron a fines de septiembre otros $10 millones.

En el Gobierno miran con especial atención la ocupación de camas de terapia intensiva que si bien a nivel nacional está en el 64,6%, en algunas localidad, ya superó el 85%, como en Río Negro o en el Gran Mendoza. En Córdoba está cerca del 80% y en Santa Fe, dependiendo de la ciudad de que se trate, está entre un 75 y un 85%. En AMBA la cifra es de 63,6% y, desde hace dos semanas, se mantiene casi estable.

Pero hay que tener en cuenta que no solo pierden la vida aquellos que no reciben atención médica adecuada, sino también quienes son adultos mayores y/o tienen otras enfermedades prevalentes. “Un 5% de los diagnosticados que cursa la enfermedad en forma moderada o grave, va a terapia”, le dijo a Infobae el médico infectólogo Ricardo Teijeiro, del Hospital Pirovano. “Y de los que están asistidos con respirador mecánico, probablemente el 50% muera, depende de las co-morbilidades. Pero hay que tener en cuenta también que mueren por las enfermedades previas, no por COVID-19”, agregó este integrante de la Sociedad Argentina de Infectología.

La mortalidad en las provincias

Entre los distintos distritos, el peor indicador de mortalidad lo sigue teniendo la Ciudad de Buenos Aires, donde la epidemia comenzó más temprano: registra 1.454 fallecidos por cada millón de habitantes. Sin embargo, el número de muertos viene bajando después de haber alcanzado 53 muertes informadas 11 de septiembre último.

Por debajo de CABA se ubican Jujuy con 969; Buenos Aires con 934; Río Negro con 704; Tierra del Fuego con 646; y La Rioja con 595. El resto de las provincias muestran un valor de entre 100 y 500 muertos por millón de habitantes.

Con valores por debajo del centenar de muertos por millón de habitantes, se ubican San Juan con 97; La Pampa con 61 y Corrientes con 28. Las provincias mejor posicionadas en cuanto a la mortalidad son Misiones con 3 y Formosa con casi 2. Catamarca no tuvo hasta ahora fallecidos.

En cuanto a la letalidad (fallecidos en relación a los casos detectados de COVID-19), San Juan está al tope del ranking ya que de cada 100 contagiados, fallecieron casi 6, con el redondeo de decimales. Le siguen Jujuy y Salta con alrededor del 4%; Buenos Aires, CABA y Chaco muestran valores encuadrados en la media nacional, 3%. El resto de las provincias se ubican por debajo. Siempre según los datos informados por el Ministerio de Salud de Nación, en el extremo inferior se encuentran Formosa con 0,68% y Catamarca, que no tuvo muertos por COVID-19 hasta ahora. (Fuente: infobae.com)