Dolores Etchevehere denunció "patoterismo y apriete" y su hermano Luis recusó al juez

Dolores Etchevehere, hermana del exministro de Agroindustria del macrismo Luis Miguel Etchevehere, denunció hoy "violencia, patoterismo y apriete" de parte de los sectores que apoyan a sus hermanos y no acatan la medida judicial que prohibió la realización de "cualquier acto" que impida el egreso de personas del predio rural "Casa Nueva".
domingo, 25 de octubre de 2020 · 19:04

"Lo de afuera es muy confuso, caracterizado por la violencia, el patoterismo y el apriete. Acá adentro estamos trabajando, pensando, concentrados, el Proyecto Artigas ya está en marcha", expresó Dolores Etchevehere, en diálogo con radio Rivadavia.

El juez subrogante de La Paz, Raúl Flores, resolvió ampliar las medidas cautelares dictadas al disponer la prohibición de cualquier acto que impidiera el egreso de las personas que se encuentran en el interior de Casa Nueva, habitada por la mujer.

En paralelo, la audiencia convocada por Flores para mediar en el conflicto familiar por la posesión de un campo quedó suspendida hoy luego de que Luis Etchevehere recusara al magistrado.

El empresario y exministro dijo, por su parte, que están "haciendo resistencia pacifica en la puerta del campo esperando que la justicia restituya el bien y desaloje a los usurpadores".

"Recusamos al juez Flores y apelamos la medida, como también lo hicieron los fiscales, ya que establecieron que la propiedad es de Las Margaritas SA y los que están adentro no tienen ningún título para estar allí. Mi hermana en 2018 vendió las acciones de Las Margaritas y los derechos sucesorios; desde 2018 mi hermana no tiene ni acciones ni derechos sucesorios", aseveró Etchevehere.

En tanto, unos ochenta policías entrerrianos y productores agropecuarios estaban apostados esta tarde frente a la estancia "Casa Nueva". Con un campamento con asado de lechón y cordero, los hermanos Etchevehere varones esperaban una "manifestación en defensa de la libertad, la propiedad privada y la justicia".

Con camionetas y autos, más de 200 personas estaban concentradas frente a la finca sobre el acceso a Santa Elena, cerca de la ruta 12, vestidas con bombachas de campo, sombreros y boinas y con el fondo musical de algunas chacareras.

En el centro de la escena, frente a la tranquera principal donde se colocaron gruesas cadenas y un candado, se montó un campamento con camiones pesados, tractores y lonas y un menú de cordero y cerdo a las brasas.

Además, se instalaron un grupo electrógeno, una heladera y un improvisado escenario con carteles a los costados con las leyendas "fuera Grabois de Entre Ríos " y "que el fiscal y la justicia actúen ya", junto a banderas argentinas y de Entre Ríos.

La organización del evento "solidario con los hermanos Etchevehere" esperaba recibir productores de distintos lugares de la provincia de Entre Ríos, algunos retrasados por las fuertes lluvias.

Dolores Etchevehere había dicho además que ella no pensaba concurrir a esa audiencia, sino que lo haría su equipo abogados, encabezados por Juan Grabois. "Yo no puedo estar ni a 50 kilómetros de esta gente violenta", expresó.

"Este conflicto es de orden estructural", dijo la mujer, que puso en duda que la situación pudiera resolverse en "una asamblea de un domingo a las 9 de la mañana".

Luis Etchevehere había anunciado desde su cuenta de Twitter que no asistiría a esa mediación judicial. "Recién se fueron 10 usurpadores que no regresan más. Vamos a estar en la puerta hasta que salga el último de los ocupantes. Hoy no vamos a la audiencia porque recusamos al juez Flores. No puede intervenir hasta que no se resuelva el pedido", tuiteó el exministro.

Y Dolores relató que le ofrecieron "un salvoconducto" para salir de la provincia porque su vida corría peligro, en la disputa familiar por la posesión del campo. "Vienen personas que no conozco a increparme, a decirme que me dan un salvoconducto para salir de la provincia porque hay gente nerviosa ahí afuera y me puede pasar algo", dijo.

El juez pidió a las partes que designaran seis personas que podrían ingresar y salir del campo para poder llevar alimentos a ese lugar en disputa entre Dolores y sus hermanos Luis, Juan Diego y Arturo, quienes se oponen a que en ese predio se desarrolle el emprendimiento agroproductivo Proyecto Artigas.

Los hermanos, varones, junto a su madre Leonor Marcial Barbero y un grupo de personas se instalaron en la puerta del establecimiento e impedían que pudieran ingresar o egresar personas y vehículos del predio "Casa Nueva".

La hermana del exministro diferenció "dos zonas" en la propiedad. "Una cosa es lo que ocurre sobre la ruta en la entrada del campo y otra muy diferente ocurre adentro".

"Lo de afuera es muy confuso, caracterizado por la violencia, el patoterismo y el apriete. Acá adentro estamos trabajando, pensando, concentrados, el Proyecto Artigas ya está en marcha", sostuvo sobre la iniciativa que elaboró con Grabois.

Además, definió a sus hermanos como "los Etchevehere corruptos", y el grupo que los acompaña. Sobre su relación familiar, dijo que no mezcla "los sentimientos" en este tema.

"No elijo en estos 11 años de investigación pintarlo con el matiz de ver si los quiero o no. Son cuestiones internas muy personales", señaló.

Añadió que "ser hermano no te santifica, no te da el derecho a omitir a encerrar o a robar".

Y aclaró: "Si yo no denuncio los actos de corrupción de esta gente, también corro el riesgo de quedar relacionada con sus actos ilícitos".

Contó que mañana comenzará a declarar ante el fiscal Federico Delgado sobre las denuncias por corrupción y otros delitos en las que ella involucra a sus hermanos.

"Voy a llegar hasta las últimas consecuencias, hasta que toda la investigación esté ingresada prolijamente dentro de la Justicia en la causa a cargo del juez (Daniel) Rafecas", sostuvo. (Télam)