Pago electrónico: cómo es el nuevo sistema que baja los costos a los comercios

Llamado Transferencia 3.0, estará habilitado a partir del próximo 7 de diciembre y generará, entre otros beneficios, una disminución en las comisiones.
sábado, 31 de octubre de 2020 · 08:46

El Banco Central aprobó este jueves el programa denominado Transferencias 3.0, que entrará en vigor a partir del próximo 7 de diciembre y facilitará las operaciones de pagos electrónicos.

Además, afirman que insumirá menores costos para los comercios y mayores opciones de pago para los consumidores.

Cómo funciona y cuál es la clave
La persona que tenga cuenta bancaria o billetera digital podrá utilizar su tarjeta de débito o código QR de la app para pagar en un comercio que, a su vez, recibirá el dinero en forma inmediata, lo que ayudará a competir con el uso de efectivo.

Esta condición es uno de los puntos fundamentales del programa, ya que además de pagar menos comisiones (0,8% contra 3% del débito), los comercios podrán acreditar sus ventas de manera inmediata.

En la actualidad, las operaciones con débito demoran 48 horas hasta que el dinero llega finalmente al vendedor, mientras que en el caso de las tarjetas de crédito, la espera es de dos a tres semanas.

Qué se busca
Además de desalentar el uso del efectivo por los altos costos que genera, esta iniciativa permite disminuir la evasión y eliminar algunos aspectos de intermediación que se presentan con el uso del débito.

“Estas medidas forman parte de nuestros objetivos de gestión que apuntan a encontrar modos de facilitarles los pagos a las personas y a los comercios. La decisión de impulsar un sistema interoperable hace que las transferencias sean más baratas y que la gente encuentre modos de pago más ágiles”, afirmó el presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce.

Desde el Central también afirman que el objetivo es que Argentina tenga un sistema de pagos más moderno, ágil y avanzado, de modo de profundizar el uso de dinero electrónico y conseguir una mayor inclusión de aquellos sectores que aún no utilizan los servicios financieros.