Proyectan que la exportación de carne vacuna cerrará el año en torno al millón de toneladas

Así lo estimó Dardo Chiesa, coordinador de la Mesa de Ganados y Carnes, un espacio conformado por más de 35 entidades del sector, desde los productores ganaderos y avícolas hasta los frigoríficos.
lunes, 2 de noviembre de 2020 · 12:24

El coordinador de la Mesa de Ganados y Carnes, Dardo Chiesa, estimó que las exportaciones de carne bovina se ubicarán en torno al millón de toneladas al cierre del 2020 y ponderó el trabajo que desarrolló la cadena cárnica durante la pandemia, que permitió "seguir abasteciendo" tanto al mercado local como los envíos al exterior.

La Mesa de Ganados y Carnes es un espacio conformado por más de 35 entidades del sector, en la que participan todos desde actores de la cadena que desde los productores ganaderos y avícolas hasta los frigoríficos.

De cumplirse la previsión del sector, las exportaciones de res con hueso superarán en más de 100.000 toneladas el registro récord alcanzado el año pasado, cuando los envíos sumaron un volumen total de 844.900 toneladas.

En una entrevista con Télam, Chiesa, expresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), manifestó su expectativa de que en la reunión que el miércoles mantendrá el Consejo Agroindustrial Argentino -del que también forma parte- con las autoridades del equipo económico pueda "haber alguna clase anuncio" y precisó que en los encuentro previos que mantuvieron analizaron el tema arancelario.

A continuación, los principales tramos de la entrevista:

Télam:¿Cuál es el estado de situación de la ganadería argentina?

Dardo Chiesa: Todas las ganaderías han transitado con sus protocolos y con los problemas intrínsecos de la pandemia produciendo y siguieron abasteciendo tanto la mesa de los argentinos como así también incrementar las exportaciones. La ganadería vacuna sufrió el tema de la seca. Además, hay una tensión de precios que se genera desde el mercado interno y el consumo interno está deprimido. En realidad la pandemia ha hecho que la gente no tenga el poder de convalidar el aumento de precios y eso está generando un cierta tensión entre la cadena, por ejemplo entre el valor del ternero y el del novillo gordo. Esta mucho más caro el ternero que el novillo, por lo que el proceso de engorde está complicado, pero estamos transitando bien la exportación, con China y los europeos traccionando, no a los precios de otra época, pero por lo menos los negocios fluyen.

En la carne aviar, con algún problema porque la exportación ha sido más difícil.

Los porcinos han tenido un año complicado al principio porque más del 50% del consumo de cerdo es como fiambre. Cuando Argentina estuvo con restricciones de la cuarentena cayó fuertemente y también los precios. Después se fue recomponiendo exportando a China. No es una locura. pero están exportando más de lo que se importa y este es un cambio de ecuación que se da por primera vez en la historia.

Por su parte, los ovinos han tenido buenos resultados. En la Patagonia impactó muy bien la apertura de China y Japón como zona libre sin vacunación y se está exportando bien.

T:.- Respecto al ganado bovino ¿Hay alguna expectativa de crecimiento en la producción a corto o mediano plazo?

DC:.- Para que haya un incremento en la producción tiene que haber un piso de facilitación en inversiones y un marco de estabilidad de la economía que no se está dando. Sí hay una gran apuesta en función de lo que estamos trabajando con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) para que se generan bajas en derechos de exportación, mejoren un poco los reintegros y que haya ciertos tipos de beneficios impositivos para las nuevas inversiones que puedan generar este tipo de inversiones y que faciliten exportaciones.

T:.- Las exportaciones de carne van a cerrar el año con un incremento respecto al previo, de cara al futuro existe la posibilidad de diversificar los mercados a los que se les vende?

DC:- Los mercados están. La gente le vende a China porque paga lo que no pagan otros mercados. La pregunta es qué pasa si se cae China. Eso ya se ha contestado, porque en marzo y abril China no compró y hubo que salir a vender a Rusia -a un precio menor- y salir a componer otros mercados. No es que China es el único comprador, es el que mejor paga. Argentina va a terminar el año en cerca del millón de toneladas de exportación, pero la ecuación no pasa porque no tengamos mercados, sino por calibrar bien cuál es el mejor cliente para venderle y, en este sentido, tenemos mercados como Japón, Indonesia o Malasia, pero China paga lo que no pagan otros.

T:.- Respecto al CAA ¿Qué expectativa tiene respecto a la nueva reunión que se va a realizar el miércoles con el Gobierno?

DC:.- Estamos trabajando bien en la Mesa de Carnes. Con sus idas y vueltas, porque ésta es una negociación con los técnicos del Gobierno y siempre está sobrevolando el tema del costo fiscal y también, en el caso de la carne, el tema del consumo interno, pero estamos avanzando y yo creo que a lo mejor puede haber alguna clase anuncio el miércoles.

T: ¿Ven posible una baja en las retenciones de la carne?

DC:. Lo estamos hablando todo y estamos trabajando en eso. Estamos viendo posición arancelaria por posición arancelaria. Hacemos mucho hincapié en lo que son subproductos como menudencias y cueros. De eso hay que facilitar la salida y estamos trabajando en todo lo que es envasado, enfriado y congelado.