Un nuevo documental hace foco en la violencia judicial hacia mujeres jóvenes y pobres

La falta de justicia del poder judicial de la provincia de Misiones y la victimización de dos mujeres jóvenes y pobres que pasaron más de una década presas por un crimen que no cometieron vuelve a ser denunciada en el cine a través del corto documental "Condenadas sin justicia" que se estrenó este domingo en YouTube.
miércoles, 25 de noviembre de 2020 · 11:03

Uno de los casos comenzó hace 19 años, el 27 de julio de 2001, cuando Ersélida Dávalos de Insaurralde (79), jubilada del Poder Judicial de Misiones, fue asesinada a golpes en la cabeza, presuntamente con un martillo, en su casa de Posadas.

Por este hecho, en 2002 fueron presas Cristina Vázquez y Cecilia Rojas (de entre 20 y 21 años de edad en ese momento), luego liberadas y detenidas otra vez en 2008; finalmente en 2010 recibieron prisión perpetua por "homicidio calificado criminis causa".

El fallo fue confirmado por el Superior Tribunal de Justicia de Misiones, y apelado a la Corte Suprema, que en 2016 ordenó revisarlo integralmente, lo cual no se hizo y por ese motivo volvió al máximo tribunal.

La defensa siempre planteó serias irregularidades: al momento del crimen, Vázquez estaba a ocho kilómetros de donde mataron a Dávalos de Insaurralde y ninguna prueba científica ni testimonial directa pudo comprobar su participación en el delito.

Ambas mujeres fueron liberadas en diciembre de 2019 por un fallo de la Corte Suprema después de haber pasado casi la mitad de sus vidas presas sin razón; y Cristina Vázquez fue hallada muerta en su hogar ocho meses después mientras buscaba empleo y sus allegados señalaban que se sentía "desamparada" y "deprimida".

Fabián Pérez Battaglini, productor y director del documental, afirmó en diálogo con Télam que "el corto trata la historia de Cecilia Rojas y un poco la de Cristina Vázquez; yo llego al caso de Cecilia porque viajé a Misiones a hacer un documental sobre un nene recuperado de cáncer al que le pudimos cumplir un sueño y ahí tomé contacto con la historia de Cecilia".

Y agregó: "Lo que me llevó más a abordar este tema fue la muerte de Cristina Vázquez, porque fue cuando me di cuenta que todo había pasado desapercibido, que a pesar de que el tema había salido en los medios nadie había hecho nada".

Battaglini sostuvo que "Cecilia nunca había querido hablar, hablamos durante tres meses con ella y también recabamos muchos datos, por eso ahora estrenamos este corto documental y después vamos a tratar de hacer una miniserie porque hay un montón de datos que son increíbles".

"El sistema judicial sigue siendo igual, la fiscal Picazzo, que acusó a las chicas por asesinato, sigue como presidenta del tribunal de justicia de Misiones, y es muy amiga de la hija de una de las víctimas además de mantener un parentesco con una de las juezas que intervino", añadió.

El realizador contó que "hablando con Cecilia me di cuenta que este documental lo quise hacer para contar cómo se puede condenar a una chica pobre, que por ser mujer y pobre la condenan porque pasaba por ahí fumando un porro".

"Estas chicas no tienen absolutamente nada que ver y lo ratificó la Corte Suprema en un fallo ejemplar que señaló que no había evidencia para condenar estas chicas por lo que ordenó su inmediata liberación; frente a esto el tribunal de Misiones nunca se expidió porque rechazaron tres veces revisar el fallo como ordenó la Corte Suprema", subrayó.

Sobre Cecilia, dijo que "en estos momentos vive en Misiones donde la recibió el gobernador y le dijo que la iba a acompañar, aunque todavía no la acompañó en nada; el Estado tiene que estar presente para que la historia de Cecilia Rojas no termine como la de Cristina Vázquez".

Indiana Guereño, que fue abogada de Vázquez, afirmó en diálogo con Télam que "el caso de Cristina Vázquez y el de Cecilia Rojas llegaron al observatorio de la Asociación Pensamiento Penal en el año 2014 a través de dos amigas de Cristina, Magda Hernández y Gabriela Cuoto que después hicieron la película 'Fragmentos de una amiga desconocida', y cuando llegó lo primero que hicimos fue ver donde estaba la causa de Cristina y nos dimos cuenta que ella creía que la Corte Suprema de Justicia iba a dictar una sentencia en su causa pero la defensa no había presentado el recurso para que eso pasara".

La abogada señaló que "lamentablemente la historia de Cristina Vázquez y Cecilia Rojas no es la única. El Observatorio viene trabajando en varias causas de personas inocentes. Venimos corroborando los mismos patrones de malas prácticas".

En la resolución que liberó a Vázquez y a Rojas, la Corte remarcó que la revisión del fallo fue "deficitaria, en tanto se había apartado de las constancias de la causa, desatendiendo prueba producida al no ponderarla ni confrontarla desde la perspectiva del principio de culpabilidad y de la garantía de presunción de inocencia". (Fuente: Tèlam)